Sacan de la venta ositos inteligentes que espiaban a sus compradores

Los juguetes ya no son lo que eran, es una frase que se le ha escuchado más de una vez a los detractores de lo nuevo. Sin embargo ese dicho puede ser llevado a un nuevo nivel en este caso. Es que Amazon decidió retirar de la venta unos simpáticos osos de peluche que filmaban a sus usuarios, grababan conversaciones y las almacenaban en sus servidores sin protección.

El juguete-robot tenía el fin de capturar información para luego ser usada con fines de marketing. Los ositos de peluche CloudPets se conectan al router de la casa y cuentan con un montón de funciones que los convierten en inteligentes. Pero además, se descubrió que su fabricante, Spiral Toys, almacena las grabaciones en sus servidores y, según parece, sin ningún tipo de protección ni cifrado.

El fabricante, al hacerse público este dato, prometió adoptar medidas de forma urgente, pero  de todos modos, gigantes como Amazon decidieron retirarlos de forma fulminante de su catálogo para evitar males mayores. Es que la situación remite a aquella famosa escena de la película El lobo de Wall Street, algo que tranquilamente puede suceder a cualquier hijo de vecino frente al perverso peluche:

Amazon sería la punta de lanza de más mayoristas que estaría adoptando la misma medida, entre los que se encuentra también eBay. Y desde Spiral Toys siguen sin darse explicaciones claras y contundentes acerca del destino de estas grabaciones y las medidas de seguridad de sus servidores.

En el caso de los juguetes de Spiral Toys, algunas de estas grabaciones se habrían filtrado ya en la red e incluso se habrían utilizado por los hackers para pedir un rescate bajo la amenaza de su divulgación (se entiende que el contenido sería comprometedor). Se estima que son cerca de 583.000 las grabaciones de audio disponibles en la red sin que, por el momento, se hayan adoptado medidas de protección. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo