Médicos advierten que las guardias de hospitales están por colapsar

El invierno está a la vuelta de la esquina y los médicos de las guardias de los efectores públicos de la ciudad van tomando nota de lo que se viene. Los profesionales de la salud nucleados en Siprus anticiparon que la atención en algunos establecimientos de la provincia está en riego por la falta de personal, y en algunos casos, como el Hospital de Niños Zona Norte, la situación va a ser crítica.

"La guardia del Hospital de Niños Zona Norte está enclenque, con demoras de tres o cuatro horas en la atención, y cuando se venga el pico epidemiológico va a estallar", señaló Diego Ainsuain, secretario gremial del Sindicato de Profesionales Universitarios de la Sanidad (Siprus) en diálogo con Rosarioplus.com.

Según explicó el profesional, la guardia de la institución ubicada en la Av. de los Trabajadores al 1300, frente al Parque Alem, atiende unos 200 pacientes por día y en época de bajas temperaturas el número haciende a 300 personas.

"Es una guardia que está pensada para cuatro médicos y hoy hay días en los que sólo queda uno", comentó el representante gremial y agregó: "Hubo días en los que la guardia ha quedado descubierta y tuvieron que hacerse cargo los directivos. Por ejemplo, este domingo el único compañero que había se enfermó y no quedó nadie".

Además, la crítica situación de los sectores de urgencias en los hospitales se extiende a otras regiones de la provincia, como el norte santafesino. "En el norte de la provincia pasa lo mismo, no consiguen médicos para un montón de especialidades. En Vera, recién ahora contrataron a un ginecólogo después de dos años. En Reconquista hay compañeros que tienen que estar tres días de guardia, sin parar", comentó Ainsuain.

Sala de espera del Hospital de Niños Zona Norte.

Precarización que supera el 70 por ciento

El secretario gremial de Siprus indicó que los médicos no quieren trabajar en las guardias, o renuncian una vez que obtuvieron el puesto, porque "las condiciones de contratación son precarias, pagan a 60 o 90 días y no ofrecen estabilidad".

"Las malas condiciones de trabajo se fueron agravando hasta que se llega a esta crisis de recursos humanos", apuntó el médico.

Según los datos que relevaron desde el sindicato, la cantidad de monotributistas que trabajan en las guardias de los efectores provinciales es alta. En el Hospital Escuela Eva Perón de Granadero Baigorria, el 72% de los profesionales le factura al establecimiento, en el Provincial, el 65%, y en Centenario, el 50.

Promesas incumplidas

"El tiempo de trabajo en guardia no puede ser superior a diez años, porque se trabaja 12 horas y se atiende a muchos pacientes", comentó Ainsuain y agregó: "Muchos toman las guardias como un ingreso al sistema de salud para luego derivar en la especialidad que se elige".

En cuanto a la regularización de la situación laboral de los médicos de las guardias de Rosario, el representante gremial contó que a principios del 2017 representantes del Ministerio de Salud de Santa Fe aseguraron que antes de fin de año se iban a pasar a planta a la mayoría de los profesionales que se encontraban trabajando en los efectores públicos, pero el anuncio solo quedó en promesa.

"El año pasado se hizo una lista, una especie de ranking, en todas las guardias de los hospitales para crear cargos de planta, pero no se cumplió", remarcó el referente de Siprus, y agregó: "A fin del año pasado se dijo que no se pasaba a planta a nadie hasta que no se jubile un compañero, y ahí la gente estalló".

"Hay distintos lugares donde la situación es muy crítica, y va a haber problemas todo el año", concluyó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo