Los padres ahora pueden establecer horarios de suspensión en Messenger Kids

Messenger Kids es la aplicación de mensajería que Facebook desarrolló pensando en los menores de hasta 13 años. Lanzado a principios de diciembre, hoy cuenta con una nueva función bastante solicitada por los propios padres: el modo de suspensión.

La misma permitirá a los padres inhabilitar el uso de la aplicación en aquellos horarios que estimen oportunos, teniendo la posibilidad de modificarlos en cualquier momento.

A modo de ejemplo, los padres podrán inhabilitar el uso de la aplicación en horarios donde los menores deberían estar durmiendo, en momentos del día en el que deberían dedicar a hacer sus tareas escolares en casa, o incluso en los momentos relacionado con comidas familiares, entre otras posibilidades.

Los padres tan sólo tienen que acceder a los controles parentales que disponen a través de la aplicación principal de Facebook, donde a partir de ahora contarán con el modo de suspensión como nueva característica dentro de los controles parentales de Messenger Kids en las cuentas de cada uno de sus hijos, donde además seguirán teniendo otros controles, como la posibilidad de gestionar sus listas de contactos, entre otros aspectos.

Cuando llegue cualquier horario establecido, si los menores abren la aplicación, se encontrarán con que no podrán ni enviar ni recibir mensajes, e incluso usar otras funciones incorporadas, ya que tan solo verán un mensaje indicándoles que la app está en modo de suspensión, invitándoles a volver más adelante.

Aunque el lanzamiento de Messenger Kids fue lanzado no exento de controversias, y con algo de recelo también, se trata de una función más pensada para ofrecer a los menores un espacio más seguro controlado por sus propios padres.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo