Los camaleones inspiran las nuevas mejoras en smartphones

La capacidad de camuflarse de los reptiles hizo desarrollar una nueva tecnología.

Un equipo de científicos estadounidenses se inspiró en la capacidad de camuflarse de los camaleones para desarrollar un novedoso nano láser que cambia de color en función del entorno y que podría mejorar las pantallas de smartphones o de televisores.

Los camaleones son capaces de pasar del azul turquesa al rosa o del naranja al verde, gracias a unas pequeñas células pigmentarias que le otorgan a esta especie uno de sus rasgos más característicos.

Las diferentes tonalidades que muestra el reptil no solo se adaptan a los cambios en su entorno, sino también alteraciones fisiológicas o incluso psicológicas, si se encuentran frente a un adversario o buscando pareja.

“Los camaleones pueden cambiar fácilmente sus colores controlando el espacio entre los nanocristales en su piel, lo que determina el color que observamos”, explican los autores de un estudio publicado en la revista Nano Letters, que ha permitido desarrollar una tecnología que imita al camaleón.

“Esta coloración basada en la estructura de la superficie es químicamente estable y robusta”, añadieron, según un cable de la agencia española de noticias científicas SINC. El equipo de Teri Odom, de la Northwestern University en Estados Unidos, utilizó la nanomecánica compleja para lograr un efecto similar a la piel del camaleón cuando este cambia de color.

Según sus autores, el trabajo podría permitir avances en pantallas ópticas flexibles para smartphones y televisiones, así como en dispositivos fotónicos portátiles y sensores ultrasensibles que miden la tensión.

De la misma manera en que un camaleón controla el espacio de nanocristales en su piel, el láser de los científicos estadounidenses aprovecha las matrices periódicas de nanopartículas metálicas en una matriz de polímero elástico y flexible. A medida que la matriz se estira para separar las nanopartículas o se contrae para unirlas, la longitud de onda emitida por el láser cambia, lo que también modifica su color.

“Por lo tanto, estirando y liberando el sustrato de elastómero, podríamos seleccionar el color de emisión a voluntad”, destaca Odom. El láser logrado por el equipo es robusto, ajustable, reversible y muy sensible a la tensión.

Para los investigadores, estas propiedades son cruciales para aplicarlas en pantallas ópticas receptivas, circuitos fotónicos en chip y comunicación óptica multiplexada (combinando múltiples señales en una sola fibra óptica).

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo