La lucha de una abuela para que su nieto recupere la audición

Una docente de la facultad de Ciencia Política y RR.II. en la UNR emprendió una lucha para lograr que la obra social que debe garantizar el derecho a la salud de su nieto cumpla ese rol y se haga cargo de los implantes bicocleares para que el niño pueda hablar. Cada día que pasa, es un día más que su nieto se aleja de la posibilidad de lenguaje.

David González Rizzo tiene cuatro años, vive en La Plata y padece hipoacusia bilateral profunda. Al nacer, el bebé sus oídos funcionaban bien, pero esa afección le hizo perder la audición por completo. Para volver a escuchar necesita dos implantes cocleares que la obra social IOMA se niega a cubrir. Ahora la familia presentó un amparo en la Justicia y pelea contrarreloj para revertir la situación.

Ana Buschiazzo, la abuela de David, inició junto con los padres del niño una champaña para visibilizar el caso. Fue así que generaron una petición en la plataforma Change.org para que las personas se sumen al pedido con su firma y de este modo presionar a IOMA a dar respuesta inmediata al caso. En diálogo con Rosarioplus.com contó los detalles del caso.

"David nació oyendo, empezó a decir sus primeras palabras y progresivamente fue dejando de hacerlo. Cuando se notó que algo le pasaba, empezó una serie de consultas a pediatras, neurólogos, centros especializados en TGD, para finalmente dar con la fonaudióloga que de inmediato se dio cuenta cuál podría ser el problema", detalló Buschiazzo. 

"Cuando estuvo el diagnóstico de hipoacusia bilateral profunda se empezaron a evaluar tratamientos: el único que da respuesta es el implante bicoclear. Cuando quisimos avanzar con esto nos encontramos con la negación de IOMA a cubrir esta intervención", detalló. 

"Nos dicen que cubren solo uno, por si luego hay una nueva tecnología que pueda revertir la situación. Parece una tomada de pelo, porque los oídos no funcionan por separado, se complementan. Y David no puede esperar a nuevas tecnologías, estamos en el tiempo límite para que pueda incorporarse al lenguaje, sino el cerebro pierde esa neuroplasticidad que permite que se aprenda el habla. Esa es la urgencia que tenemos y que IOMA no quiere escuchar", describió.  

El texto completo de la petición

Todas las madres quieren que sus hijos crezcan, pero yo no. No quiero que pasen los días, porque cada día que pasa es uno más que IOMA se retrasa en darnos el implante bicoclear para nuestro hijo David. Un día más que David de 4 años pierde en neuroplasticidad, y aunque reciba el implante no podrá hablar como los demás chicos. Cada día es una lucha que te desespera porque no sabés ya qué hacer para que tu obra social te dé lo que por ley te corresponde: dos implantes, uno por cada oreja de mi hijo. Dos, porque son dos los que se necesitan para darte cuenta de dónde viene el sonido, más si es la bocina de un colectivo al cruzar la calle. Dos juntos porque el cerebro de David tiene que aprender a usarlos en conjunto. David usa audífonos, pero no alcanza, pues tiene  hipoacusia bilateral profunda. Yo tengo IOMA, pero no alcanza, IOMA no escucha la urgencia de este pedido. Por eso le pido por favor que firmen y así ser un parlante para que IOMA escuché nuestro legitimo reclamo. Gracias! Lucía y Javier (padres de David).

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo