La gaseosa más famosa piensa en una receta con cannabis

La mala fama que ganaron las gaseosas en los últimos años obliga a las industrias a reinventarse. Es el caso de Coca-Cola, que analiza meterse en el mercado de las bebidas de marihuana.

Las gaseosas azucaradas perdieron fuerza y, en cambio, la industria de la marihuana captó ya el interés de grandes empresas en países como Canadá y Estados Unidos, donde las campañas por legalizar el uso recreativo de la droga son realmente fuertes.

Coca-Cola ya dijo estar interesada en el mercado de las bebidas de marihuana con fines medicinales. La idea es desarrollar bebidas que ayuden a combatir los calambres, la inflamación y otros dolores según indicaron este lunes medios norteamericanos.

Este nuevo movimiento de la multinacional va de la mano con otros ya ensayados durante el año. El pasado marzo, la firma anunció que lanzaría en Japón una bebida con alcohol por primera vez en su historia.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo