Jujuy aprobó ley para producir desde el Estado aceite de cannabis medicinal

La Cámara de Diputados de la provincia de Jujuy sancionó la ley que establece la creación de una empresa estatal que se encargará de la elaboración, adquisición, fabricación, almacenamiento, distribución, comercialización, importación y exportación de aceites y derivados del cannabis con fines científicos, medicinales y terapéuticos.

En Santa Fe el Gobierno busca producirlo a través de su ya existente Laboratorio Industrial Farmacéutico Sociedad del Estado (LIF), pero para eso debe esperar la aprobación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) para  la importación del cannabis sativa desde Uruguay, lo que retrasa la puesta en marcha del producto (solicitado en abril de 2017) que servirá para mejorar la calidad de vida y aliviar los dolores de personas con epilepsia refractaria y otras enfermedades.

El proyecto, que se aprobó por amplia mayoría este jueves en Jujuy da lugar a la creación de la empresa Cannabis Avatara Sociedad del Estado (Cannava S.E.), que tendrá relación directa con el Poder Ejecutivo provincial, con personería jurídica y presupuesto propio.

 

“Es una muy buena decisión política que tomó el gobernador Gerardo Morales, ya que se va a garantizar la producción de aceite de cannabis. En esto, Jujuy es pionera a nivel nacional”, precisó el jefe del bloque de la UCR, Alberto Bernis al rato de la aprobación de la ley. “Hay mucha gente que precisa del cannabis medicinal, el cual se producirá en la provincia con todo el respaldo y cooperación del INTA", afirmó el legislador radical.

El año pasado, la Legislatura jujeña adhirió a la Ley Nacional 27.350 sobre Investigación Médica y Científica del uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus Derivados, por lo que “en base a esa ley provincial se propuso este proyecto para que sea debatido por los diputados”, dijo Bernis.

 

Los cultivos se realizarán en invernáculos en la Finca el Pongo, propiedad del Estado, al sur de la provincia. Para la fabricación del aceite medicinal, se trabajará con el laboratorio chileno Knop, que recibirá en una primera etapa la flor y el extracto de cannabis, como parte del memorándum de entendimiento y cooperación que firmó con el gobierno jujeño en julio pasado.

La larga espera de Santa Fe

La solución que encontró Santa Fe a partir de la ley de cannabis medicinal es que el LIF fabrique el aceite. Por eso en abril de 2017 se pidió a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) una solicitud de Importación de 50 kg de flores secas de cáñamo desde Uruguay, incluso con la empresa ya seleccionada, que es Cannabis Uruguay Ltda.

“No hubo noticias de avances sobre nuestro proyecto ni sobre el pedido de importación de flores desde Uruguay”, explicó a Rosarioplus.com Guillermo Cleti, director del LIF. En septiembre 2017 se cumplió con el formulario para la importación de sustancias bajo control.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo