Jóvenes argentinos crearon un gorro que alerta a conductores con sueño

Dos estudiantes argentinos inventaron un dispositivo que lee y analiza las ondas cerebrales para detectar la somnolencia en conductores y les alerta con un sonido o una vibración.

Conrado Blanco, de 23 años, y Ludmila Baliño, de 22, ambos estudiantes de Ingeniería en Sistemas de la Universidad Nacional del Centro (Unicen), llevarán a su sistema "Morfeo" a la meca de la tecnología cuando viajen la semana próxima para presentar su desarrollo en el polo tecnológico estadounidense de Sillicon Valley, donde buscarán financiamiento.

Morfeo, aún en estado de prueba, "será un dispositivo que mediante sensores se encargará de leer y analizar las ondas cerebrales del conductor para detectar su estado de somnolencia", explicó Conrado a Télam.

El sistema, diseñado para que los sensores estén ubicados en una vincha o gorra, está dirigido fundamentalmente a choferes de colectivos de larga distancia o de camiones que manejan gran cantidad de horas por día.

"Esta tecnología nos permitirá tomar decisiones antes de que ya sea tarde y el chofer se esté quedando dormido. En caso que el conductor empiece a mostrar señales de somnolencia, se le avisa mediante una alerta sonora y en caso de que se presente un nivel de fatiga mayor se le alerta mediante vibradores", precisó Ludmila.

Conrado, oriundo de la localidad bonaerense de Cacharí (en el partido de Azul), y Ludmila de la ciudad de Mar del Plata, se reunieron el año pasado para elaborar en conjunto un proyecto final de una materia optativa de la carrera que se denomina Sistemas de Interfaz Natural.

"Había que presentar un producto innovador aplicado a la vida cotidiana. Dado que vimos un auge en las tecnologías de interfaz cerebro-computadora se nos ocurrió aplicarla a esta problemática", precisó el joven.

"El principal aspecto que tuvimos en cuenta fue garantizar la seguridad de los conductores y los pasajeros, mediante un producto innovador que sea cómodo, ergonómico y no invasivo para su privacidad", agregó.

Con el proyecto elaborado, Conrado y Ludmila se presentaron en "Prendete 2017", un concurso de ideas de negocio innovadoras nacido en Tandil en 2015 como un proyecto conjunto entre varios actores, como la universidad, el municipio y la cámara de empresas del polo tecnológico local.

Morfeo resultó uno de los proyectos ganadores de entre más de un centenar de iniciativas, lo que les valió un premio de 50.000 pesos para continuar con el desarrollo del proyecto y un extra que les puede significar el punto de partida para difundirlo a nivel mundial: un viaje a Silicon Valley, en la estadounidense California.

El invento de los jóvenes puede ser sumamente útil en un país como Argentina, donde la cantidad de vehículos habilitados para funcionar es de 15 millones, de los cuales un 14,2% son comerciales, por lo que el Morfeo podría aplicarse a un mercado de más de dos millones de conductores.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo