Ingeniería y Economía: únicas facultades de la UNR con decanas mujeres

Los números de la paridad de género en la Universidad Nacional de Rosario se han ido emparejando a lo largo de su historia, llegando actualmente a contar con un 62 por ciento de estudiantes, un 54 por ciento docentes y otro 52 no docentes del género femenino. Sin embargo ese equilibrio no se traduce en los cargos jerárquicos, ya que por ejemplo, no hubo hasta el momento rector ni vicerrector mujer.

Pero dos facultades son las pioneras en tener decanas, y las dos estuvieron desayunando con Verónica Luchessi en Sí 98.9 para pensar sobre su rol, la realidad facultativa y lo que resta por hacer desde la mirada femenina.

María Teresa Garibay es la primera mujer en ocupar el cargo de decana en la Facultad de Ciencias Exactas, Ingeniería y Agrimensura, donde la proporción femenina entre sus estudiantes sólo llega al 20 por ciento.

Adriana Racca, decana de la de Ciencias Económicas, es la segunda en ocupar el cargo máximo, luego de Alicia Castagna. Reconoció que la economía es una disciplina muy machista a nivel mundial y local, “y por eso la inserción laboral es más dificultosa también”. Sin embargo en dicha casa de altos estudios, son muchas más mujeres las que se reciben “por su tenacidad”, y son un 60 por ciento del alumnado.

“Es cierto que cambiaron los tiempos y es más accesible, pero no se cambió todo lo que se esperaría si se piensa que estamos en el siglo XXI”, reconoció la directiva de Económicas, a la vez que se explayó sobre su casa de altos estudios: “Las consejeras directivas son en su mayoría mujeres, ocho mujeres y dos hombres, y sin embargo los presidentes del Centro de Estudiantes son siempre varones. Hay áreas en las que la inserción de la mujer es más difícil".

Racca analizó que al liderar hombres y mujeres no son iguales, y coincidió en que “por eso se complementan, es importante que los equipos sean inter-género”. Aseguró que lo que tienen para aportar las mujeres es “la empatía, la sensibilidad, mayor priorización de lo social al conducir una organización, son conciliadoras y abiertas al diálogo, flexibles. Eso se nota en los climas organizacionales”, opinó en general.

La violencia de género en las aulas y una nueva realidad

Como espacios educativos entrelazados fuertemente a la realidad social, en las aulas universitarias siempre hubo situaciones de violencia de género, en muchos casos con abuso de autoridad docente, que se naturalizó y que ahora se deconstruye y cuestiona, tal como se observa con la aprobación en el Consejo Superior de la UNR de la eplicación del Protocolo de acción institucional contra la violencia de género que ahora traerá herramientas para aplicar y de a poco subsanar estas situaciones complejas y delicadas.

Ambas decanas fueron consultadas sobre esta temática en cada facultad. Racca aseguró que “el protocolo nos va a dar elementos para mejorar resolución de estas situaciones, porque hemos tenido casos puntuales de violencia, que al no haber hasta ahora un protocolo, los terminé atendiendo yo, que no tenía un expertise en el tema”.

Relató que en Económicas el Área de Genero hizo una encuesta a los estudiantes, y detalló que “los números dan bien por lo escasos, pero yo me pregunto si los chicos tienen claro de qué son las situaciones, justamente por naturalizarlas durante tantos años. Si se detienen a pensar seguro alguna aparece”.

Garibay por su parte recordó que desde este año se aplica un plan de paridad en todas las facultades públicas de Económicas, y adelantó además: “Estamos pensando charlas para docentes, porque en otras épocas los docentes pensaban que podían decir cualquier cosa, y los chicos hoy no se callan, por lo que hay que adaptarlos a esta nueva sociedad más critica y consciente. Como alumna lo padecí y naturalicé también”.

Finalmente recordó una situación de violencia de género, y relató que “en Fceia hay una comisión de género que actúa en estos casos, con una psico que los atiende con nuestro propio protocolo, y hubo otros casos, y se resolvieron muy bien”.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo