Condenaron al ex rugbier filmado mientras golpeaba a su novia

El juez penal Juan Andrés Dónnola condenó a un hombre, ex jugador de rugby del Jockey Club de Rosario, a un año de prisión condicional por violencia de género, tal como quedó registrado en una grabación furtiva que le hizo la víctima mientras él la golpeaba.

Se trata del desenlace de un procedimiento abreviado que presentó la fiscal María Teresa Granato, de la Oficina de Violencia de Género, y que aceptó la defensa del acusado, Martín Oharriz, de 35 años. La sanción incluye la obligación para el ex rugbier de cumplir algunas reglas de conducta.

La pena impuesta implica que Oharriz no va preso, pero si comete otro delito, esta condena se sumará a la que resulte por eso. Además, desde ahora debe "fijar residencia que no podrá variar sin dar previo aviso a la Unidad de Control de Penas Condicionales dependiente de la Oficina de Gestión Judicial; someterse al control de la Dirección de Asistencia Pospenitenciaria; abstenerse de consumir estupefacientes y/o abusar de bebidas alcohólicas; abstenerse de acercarse a la víctima extensiva a un radio de 200 metros de cualquier ámbito material en donde la misma habite y desarrolle sus actividades laborales y/o recreativas y/o educativas y abstenerse de realizar actos de hostigamiento o violencia hacia las mencionadas incluidos medios telefónicos y/o electrónicos; concurrir al "Dispositivo público grupal con varones que ejercen o ejercieron violencia contra las mujeres" que se desarrolla dentro de la órbita del Instituto de la Mujer".

El delito imputado en marzo pasado, y por lo que terminó condenado, fue "lesiones leves dolosas agravadas por la relación preexistente y ser cometida en contexto de violencia de género".

El desencadenante fue la denuncia de una joven sobre lo que ocurrió el 18 de febrero pasado, a las 6.30, en una vivienda de Estanislao López al 2600. Oharriz y la chica -por entonces eran pareja- discutieron y él la atacó a golpes que le dejaron lesiones constatadas luego por el médico forense. 

La víctima, en medio de la agresión, logró documentar el momento con una grabación furtiva desde su teléfono móvil. Las imágenes se viralizaron en redes sociales por esos días y el repudio social al violento cundió.

En el video se ve al al hombre desnudo y golpeando a la mujer en una habitación, y se le escucha gritarle "¡Tomátelas de acá, no te quiero ver nunca más!". También se oye a la chica que entre llantos le pregunta: "¿Qué te hice? ¿Por qué borraste las conversaciones con ella? ¿Cómo me vas pegar así?".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo