Así será la vuelta a clases luego de las vacaciones de invierno

El Consejo Federal de Educación (CFE), con la participación de los ministros de Educación de las 24 jurisdicciones, aprobó este jueves, por unanimidad, los protocolos mínimos y obligatorios para la vuelta a clases.

De esta forma, se estaleció que el retorno de los niños y adolescentes santafesinos a las aulas será en cuatro etapas que se empezarán a aplicar en agosto, si la situación epidemiológica de la pronvica se mantiene estable. 

"A partir de agosto vamos a ver cómo estamos epidemiológicamente, y si estamos bien vamos a empezar a trabajar con gradualidad", anticipó Adriana Cantero, ministra de Educación de Santa Fe, en diálogo con Ariel Bulsicco, en Sí 98.9.

La funcionaria explicó que la articulación para garantizar los cuidados básicos de los menores en los establecimientos educativos, en el marco de la pandemia, es una tarea difícil. "El complejo protocolo que requiere la vuelta a clase implica vincular Desarrollo Social, Salud, Transporte, Municipios, no es solamente Educación", manifestó.

"No vamos a tener, por lo menos durante este año, la vuelta de los cursos enteros", señaló Cantero y agregó: "Va  a haber curso de no más de 15 alumnos, van a ir un día uno y un día otros".

El protocolo para la vuelta a clases de forma semipresencial consta de cuatro etapas:

  1. Realización de una campaña de explicación a la comunidad de cómo va a ser el retorno a clases. En esta instancia también se capacitará a los docentes.
  2. Adecuación de cada escuela a los requisitos sanitarios.
  3. Retorno de los grupos prioritarios (primer y séptimo grado de la primera y quinto y sexto de la secundaria) a un periodo de intensificación pedagógica (por lo menos de 15 días). En esta instancia se deberá trabajar mucho en las competencias básicas.
  4. Por último, arrancaran a cursar el resto de los grados, con alternancias.

También, entre las nueva condiciones para retornar a las aulas se destacan la utilización obligatoria de tapabocas caseros (desde primer grado en adelante), el distanciamiento de 2 metros entre los alumnos, el uso de aulas “burbuja” (no más de 15 alumnos) y la reducción de la jornada horaria, entre otras medidas.

A pesar de que los ejes del protocolo fueron elaborados por la cartera nacional de Educación, Cantero aclaró: "Cada jurisdicción tiene su propio plan adecuado a su propio momento epimediológico, a sus características geográficas y a sus posibilidades y recursos".

Además de las cuestiones curriculares y metodológicas, el Ministerio de Educación comenzó a relevar las condiciones edilicias de los establecimientos de la provincia para adecuar cada institución a los nuevos requisitos.

Escuchá la entrevista completa acá:

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo