sec-juego

Central encontró un gol, bancó con diez y festejó por primera vez

Rosario Central consiguió en Córdoba su primer triunfo en el campeonato, justo después de la salida de Paolo Montero. El Canalla se impuso ante Talleres por 1 a 0 con gol de Zampedri en un encuentro que tuvo muchas incidencias, sobre todo en el segundo tiempo. Fue expulsado Coscia y el auriazul soportó como pudo hasta el minuto 53. Ledesma, la figura. 

Formaciones

Talleres (Córdoba): Guido Herrera; Leonardo Godoy, Juan Cruz Komar, Javier Gandolfi, Lucas Olaza; Pablo Guiñazú, Juan Ramírez, Nicolás Giménez; Jonathan Menéndez, Marcelo Torres y Joao Rojas. DT: Frank Kudelka. Suplentes: Mauricio Caranta, Carlos Quintana, Fernando Godoy, Nahuel Tenaglia, Mauro Ortiz, Gabriel Ramírez, Aldo Araujo y Junior Arias  (uno de ellos quedará fuera del banco).

Rosario Central: Jeremías Ledesma; Paulo Ferrari, Fernando Tobio, Mauricio Martínez y Alfonso Parot; Washington Camacho, Maximiliano González y Diego Becker; Federico Carrizo; Agustín Coscia y Fernando Zampedri. DT: Leonardo Fernández. Suplentes: Diego Rodríguez, Renzo Alfani, Leonardo Gil, José Luis Fernández, Joaquín Pereyra, Maximiliano Lovera, Renzo Reynaga.

Minuto a minuto

Fue un comienzo discreto por parte de ambos conjuntos, aunque Talleres manejó la pelota la mayor parte del tiempo. La primera situación ocurrió a los 18 minutos, con un remate de Menéndez desde la punta derecha que encontró una segura respuesta de Ledesma.

Inmediatamente después, la respuesta de Central llegó de pelota parada. Un largo centro de Carrizo encontró a Zampedri sorprendentemente sin marca, pero su cabezazo se fue apenas desviado. 

A los 25, una buena combinación entre Olaza y Torres por la izquierda derivó en un pase para Menéndez quien otra vez perdió en el duelo personal con Ledesma. El rebote fue para Godoy y la pelota se fue apenas desviada. Se salvó Central.

Del Canalla hubo poco. A los 38, nuevamente lo intentó desde pelota parada con una jugada similar a la anterior. Agustín Coscia ganó de arriba tras centro de Carrizo, pero el remate tampoco tuvo destino de red. 

Ledesma fue la figura del primer tiempo. Justo antes del descanso el arquero auriazul le tapó otro mano a mano a Menéndez y salvó a su equipo una vez más. Talleres manejó la pelota durante toda la noche y Central apenas pudo acercarse con pelota detenida.

La sintonía no cambió en la segunda mitad. Olaza, lateral izquierdo ofensivo de Talleres, volvió a probar la resistencia de Jeremías Ledesma y el joven arquero de Central respondió nuevamente. El Canalla ya no sólo perdía la pelota demasiado rápido, sino que además sufría con cada ataque cordobés.

Nada hacía imaginar lo que ocurrió a los 17 minutos. Carrizo armó una gran jugada por la izqueirda, tiró centro y Zampedri en el segundo palo no tuvo más que empujarla. Festejo Canalla en medio de una noche que pintaba complicada. 

El gol le cayó perfecto a Central, que momentos antes había modificado el esquema y su forma de jugar (Gil entró por Camacho). Zampedri estuvo a punto de convertir el segundo con un cabezazo que impactó en el palo derecho de Herrera, quien había salido mal a cortar el centro.

Central se salvó a los 36. Un tiro libre del zurdo Olaza, desde la derecha, viajó con mucho veneno hacia el área. Ningún compañero llegó a desviar la trayectoria de la pelota que finalmente pegó en el palo derecho de Ledesma. Un minuto después, fue expulsado Coscia con roja directa.

En el final pasó de todo. Central, tirado atrás por cansancio e inferioridad numérica, soportó los ataques de un Talleres que fue insistente. Ledesma tapó todo lo que le tiraron, Carrizo fue salida con su velocidad y Zampedri aguantó siempre firme de espaldas al arco rival. Con una nueva identidad, el equipo de Leo Fernández consiguió lo que Montero no pudo: ganar en la Superliga.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo