sec-corbata

“Va a venir un gobierno ultraconservador con medidas muy neoliberales”

El escritor, historiador y periodista fue galardonado por la UNR y aprovechó para advertir que “si el pueblo no se mueve, Macri va a hacer lo que le dé la gana”

La Facultad de Derecho de Universidad Nacional de Rosario (UNR) le entregó este jueves el título de Doctorado Honoris Causa al escritor, historiador y periodista Osvaldo Bayer, en un acto que fue encabezado por el rector de la UNR, Héctor Floriani, junto a los decanos de las facultades de Ciencia Política y Relaciones Internacionales, Franco Bertolacci; de Derecho, Marcelo Vedrovnik; y el director de la Cátedra del Agua UNR, Aníbal Ignacio Faccendini.

Tras recibir el galardón, Bayer dio una Conferencia Magistral y opinó sobre las últimas elecciones presidenciales, que –aseguró- definieron "un gobierno ultraconservador" en el país, y advirtió que “si el pueblo no se mueve, (Mauricio) Macri va a hacer lo que le dé la gana”. “Vamos a tener que movernos como nunca para no perder los derechos que tenemos hasta ahora, porque va a venir un gobierno ultraconservador con medidas muy neoliberales, y la experiencia, la justicia social nos ha dicho que no va por ahí”, sostuvo Bayer.

Para Bayer, el triunfo de la alianza Cambiemos se sostuvo en el apoyo de “los principales diarios de Argentina, eso puede influir mucho sobre el público”. Al mismo tiempo, el historiador admitió que además de la oposición de algunos medios, hubo errores en el kirchnerismo “a la hora de elegir candidatos, y hubo equivocaciones últimas de la presidenta” que forzaron el resultado.

Por otro lado, el autor de La Patagonia Rebelde dedicó la distinción otorgada por la UNR a “los amigos que fueron muertos por las dictaduras, a los desaparecidos, en primer lugar a Rodolfo Walsh, mi mejor amigo. Cómo se hubiera puesto de contento al ver un acto así, él sí que lo merecía”. En ese momento, Bayer hizo una pausa emocionado, y luego recordó la última vez que vio al autor de Operación Masacre. 

“El último encuentro fue en un café de calle Corrientes (en la Ciudad de Buenos Aires), los dos habíamos sido condenados a muerte en las listas de las tres A y nos encontramos nada menos que en un café” porteño, dijo entre risas irónicas. “Le pregunté por qué no se iba y me dijo que se quedaba a hacer la revolución, él creía en la revolución… cuánta ilusión", y recordó "su muerte defendiéndose con un 'revolvito' frente a las ametralladoras de la marina de guerra”, destacó.

(Télam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo