Un lunes frío en el que se terminó de instalar el otoño

Luego de la lluvia con la que se despidió el domingo, el lunes amaneció fresco con una mínima de 17 y una máxima de 27 grados centígrados, números que marcan que la estación otoñal se terminó de instalar y lejos quedó la ilusión de verano que regaló este fin de semana extra large. 

Para la tarde se espera que el cielo permanezca nublado y el vientos sople leve o moderados desde el sector este. Además, los días se empiezan a a acortar y se estima que a las 19 horas ya haya anochecido. 

En tanto este martes se prevé condiciones similares con una mínima de 14 y una máxima de 27 grados centígrados. Una semana corta que estará marcada por los descensos de temperaturas, las nubes y posibles precipitaciones.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo