sec-corbata

Puede ir a la Justicia el caso del alumno que mandó a un pibe a comprar droga

El área jurídica de la facultad de Psicología empezará en las próximas horas a examinar la denuncia que pesa sobre un alumno por enviar a un chico a comprar droga a un bunker del barrio. La sanción puede ir desde una suspensión a la expulsión definitiva. Todo puede derivar en una presentación judicial

La noticia causó días atrás mucha conmoción en la facultad de Psicología de la UNR. Un estudiante quedó en la mira por haber mandado a un chico de 14 años a comprar droga para consumo personal en las inmediaciones de la Siberia. Este miércoles, se presentó por escrito una denuncia formal que dará inicio a un sumario administrativo para determinar la responsabilidad del alumno en un el hecho 

La instrucción de la investigación estará a cargo del abogado Santiago Bereciartua, asesor legal de esa casa de estudio, quien trabajará en la recopilación de testimonios y de pruebas, lo que será determinante para dimensionar la gravedad de la denuncia, inédita en la historia de la UNR. 

"No es un incidente común, un insulto o una agresión. Estamos hablando de una denuncia grave en la que hay un menor involucrado. Tenemos que ser muy prudentes en cada paso que demos", explicó el letrado.

La denuncia a analizar la presentó un coordinador del proyecto Puentes, programa que trabaja en la integración de la comunidad educativa y los chicos de la Sexta que habitualmente concurren a la Siberia para vender tarjetitas o pedir monedas. El adolescente implicado participa de esta instancia y fue quien destapó el incidente al contar lo ocurrido en una de las charlas del taller.  

Según pudo averiguar Rosariplus.com, el caso podría derivar en una presentación penal si se comprueba que la instigación se concretó, es decir si el chico compró la droga (cocaína) que le pidió el estudiante. De ser así, el expediente podría ser remitido a la Justicia Federal. 

Bereciartua pidió prudencia en torno al caso

A nivel interno, se espera que el sumario esté culminado a más tardar en 90 días, para que luego el Concejo Directivo tome una decisión disciplinaria. Lautaro Flores, secretario estudiantil de la Facultad, señaló que hay dos posibles sanciones, o una suspensión momentánea -más probable- o la expulsión definitiva.

"La idea, más allá de la sanción, es avanzar también en la contención de este estudiante. Si se animó a semejante cosa es porque, seguramente, padece un consumo problemático. Esto también hay que contemplarlo, más en una facultad como la nuestra", detalló Flores. 

En ese misma línea se pronunció días atrás el decano Raúl Gómez Alonso. "Como institución, tenemos una doble responsabilidad porque por un lado hay que aplicar una sanción al infractor pero al mismo tiempo, tenemos que asistir a la persona implicada porque tiene un problema de adicciones. Como facultad tenemos que brindarle herramientas de acompañamiento”, subrayó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo