sec-corbata

Ordenaron detener a Ricardo Jaime, se entregó y se justificó

Este sábado por la mañana un juez federal ordenó la detencion del ex ministro de Transporte de la Nación, Ricardo Jaime, por la causa que investiga la compra de trenes a España para Belgrano Cargas. Se entregó en Córdoba poco después, y expresó que se trató de una decisión del Estado Nacional

El juez federal Julián Ercolini dispuso este sábado la detención del ex ministro de Transporte Ricardo Jaime y de su ex asesor, Manuel Vázquez, en la causa que investiga irregularidades en la compra de trenes a España y Portugal.

Ricardo Jaime se entregó a las 9.30 en dependencias que la Policía Federal posee en el barrio Alta Córdoba, donde quedará alojado en carácter de detenido a la espera de directivas del juzgado federal.

Poco antes de entregarse declaró publicamente que la operación de compra de material ferroviario por la que el juez Julián Ercolini ordenó su detención "fue una compra en el marco de una decisión que tomó el estado nacional con el español".

Jaime remarcó que la compra efectuada en 2005 "fue un convenio firmado de país a país" y que la diferencia fue que "en vez de arreglar el material en España, se acordó hacerlo en el país porque salía más barato".

El magistrado ordenó la detención de Jaime en la provincia de Córdoba y de Vázquez en el partido de San Isidro, para ser indagados en la causa que investiga la compra de trenes realizada en 2005, valuada por la Auditoría General de la Nación en 100 millones de euros y cuyos vagones se encuentran arrumbados en depósitos ferroviarios como "chatarra".

Jaime cuenta ya con tres condenas y está procesado en diferentes causas judiciales por su desempeño como secretario de Transporte de la Nación entre 2003 y 2009.

La primera fue en 2014, fue condenado por el Tribunal Oral Federal 2 de Córdoba a seis meses de prisión por haber intentado robar pruebas durante un allanamiento en su casa durante la investigación de la causa por enriquecimiento ilícito.

En octubre de 2015, el propio juez Ercolini lo condenó a un año y medio de prisión en suspenso por haber recibido dádivas de las empresas Trenes de Buenos Aires y Terminal de Retiro a las que debía controlar, y ordenó el decomiso de dos millones de pesos al ex funcionario.

En diciembre del año pasado fue condenado a seis años de prisión efectiva, durante la sentencia del juicio por la tragedia de Once de Once ocurrida el 22 de febrero de 2012 cuando un tren de la línea Sarmiento, cuya concesión estaba a cargo de TBA, chocó contra el andén 2 de la estación de once y dejó 52 muertos y 789 personas heridas.

Por otra parte, Jaime está procesado y espera un juicio oral y público por una defraudación cometida en el ferrocarril Belgrano Cargas.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo