sec-juego

Newell's: radiografía financiera de un incendio

Los cheques sin fondos que repartió la dirigencia de Newell’s en el último año llevó al club a la intervención total de su tesorería. El juez que entiende en el Fideicomiso de la institución, Hernán Bellizia, dispone el control de las dos cuentas bancarias que tiene la entidad pero además, por medio del Organo Fiduciario, tomó la administración de todo el efectivo que ingresa por cobro de cuotas en la sede del parque Independencia. Entre derechos de televisión y lo que aportan los socios mensualmente, la tesorería recauda 12 millones de pesos, suficientes para pagar sueldos de jugadores y trabajadores. Mauro Guevgeozián, Ignacio Scocco , Luis Leal y Víctor Figueroa acordaron el cobro de sus respectivas deudas en el juzgado y sus cheques fueron saldados, no así Nery Leyes y Mauro Formica, quienes tenían arreglos pactados con los dirigentes y sus valores carecieron de fondos.

  Newell’s tiene dos cuentas bancarias. Una en el banco Credicoop y otra en el Municipal. En la primera el flujo de fondos quedó en manos del Organo Fiduciario y los dirigentes deben pedir autorización al juzgado para obtener chequeras como así también para emitir cheques. Días atrás la dirigencia de Eduardo Bermúdez reclamó cuatro chequeras, el juez les autorizó dos. Mientras que la cuenta de la entidad crediticia de la ciudad está bajo administración del Organo Fiduciario y cada cheque remitido requiere firma judicial.Pero los fondos que ingresan en ambas cuentas corrientes tiene un solo destino: pagar sueldos y proveedores. Los dirigentes tomaron mutuos compulsivamente el año pasado y esa millonaria deuda no se está pagando. En el juzgado no se sabe cuánto dinero tomó prestado el club y cuánto se comprometió a devolver. “Eso es problema de los dirigentes”, se excusa un colaborador de Bellizia.

  Este mes Newell’s cobró los casi seis millones de pesos por derechos de televisación –la llegada del fútbol codificado no significó un solo peso más para los clubes de la ciudad—y superó los seis millones de recaudación por cuota societaria, al aumentar el padrón en más de mil socios nuevos el pasado mes de enero.

Leal jugó seis meses sin cobrar. Logró arreglar la situación.

  Pero en el marco de la intervención, el Organo Fiduciario, a instancias de Belllzia, tomó las riendas de las negociaciones por deudas con los jugadores y cada acuerdo alcanzado hasta ahora se cumplió. El más importante es sin dudas con Luis Leal. El jugador arregló en Tribunales junto al juez el pago de su contrato –no cobró en los primeros seis meses de acuerdo a lo convenido—y los términos generales de  su permanencia hasta junio. Al goleador se le cambió los cheques sin fondos que le dio la dirigencia por otros de la cuenta del Banco Municipal y su acuerdo, por más de 100 mil dólares, está al día. En enero Scocco pudo cobrar más de 100 mil pesos de su arreglo de desvinculación, pero no así Formica, quien depositó un cheque del Credicoop sin fondos que le dio Bermúdez por más de 600 mil pesos. Misma suerte para Nery Leyes, quien en su rescisión con el club en diciembre se llevó de los dirigentes un pagaré por más de 430 mil pesos adeudados que aún no pudo percibir. Guevgeozián, en cambio, al desvincularse pidió en el juzgado que le cambien su cheques de la cuenta del Credicoop por la del Municipal y cobró en término.

Guevgeozian pasó por Tribunales y pudo cobrar antes de irse.

  El juzgado del Fideicomiso tomó el control de todo el dinero que administra Newell’s y por el despacho del juez ya desfilan los jugadores. El descalabro financiero que hizo Bermúdez en el club dejó a los dirigentes con roles secundarios en la entidad. Se deben ocupar, tan solo, de convocar a una nueva asamblea para rendir cuenta a los socios de lo que hicieron con el último balance o bien encontrar un sponsor para la camiseta del primer equipo. Respecto a lo primero, a fin de mes tendrá fecha la primera asamblea del año en el parque Independencia. En cuanto a la publicidad en la camiseta, hay un principio de acuerdo con una marca de gaseosas que ya luce su firma en la pilcha de Atlético Tucumán y Arsenal, aunque la empresa de refrescos va a pagar menos de lo que invirtió el Banco Municipal el último año para lucir su nombre en la rojinegra. De todos modos, cuando esos billetes ingresen los contará Bellizia.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo