Mujeres policías exponen la desigualdad que soportan en su trabajo

Agentes de la fuerza y del Servicio Penitenciario revelan distintos aspectos de inequidad de género a través de una encuesta. La mitad ha tomado licencia por motivos psicológicos originados en acoso laboral y también sexual por parte de jefes y compañeros

Una encuesta de la Red de Mujeres Policías y Penitenciarias de Santa Fe expone la marcada incidencia de desigualdad de género que persiste hacia el interior de esa fuerza de seguridad provincial. Las mujeres de uniforme demostraron experimentar bajas posibilidades de ascenso y de ocupar cargos de mando, muchas licencias por motivos psicológicos o psiquiátricos y en su mayoría por sufrir acoso laboral y sexual, y hasta la mitad de ellas estuvieron sometidas a situaciones de violencia de género, mayormente por parte de un jefe o superior. Y en el 86% de los casos la institución no resolvió esas agresiones.

Este espacio de mujeres que trabajan como policías, agentes penitenciarias o del Instituto Autárquico Provincial de Industrias Penitenciarias (Iapip) inició esta encuesta en julio pasado, con el propósito de hacer visible el grado de violencia de género que habita esas instituciones estatales. "Una de las motivaciones de esta encuesta es que no existen hasta el momento datos oficiales sobre los casos de VDG que vivimos. A pesar de esta ausencia, estamos convencidas de que se trata de una problemática grave que requiere de una solución inmediata", explican en el estudio al que Rosarioplus.com tuvo acceso.

La intención de fondo es que el Senado provincial sancione como ley la creación del Cipgen (Centro Integral con Perspectiva de Género), que en agosto mereció media sanción unánime en Diputados. "Desde nuestro espacio seguimos luchando por su aprobación, ya que estamos convencidas de que esto repercutiría en una mejor calidad laboral. Actualmente, la propuesta se encuentra siendo analizada por la Cámara de Senadores y nosotras concretando entrevistas con legisladores", señalaron.

El informe expone que 6 de cada 10 tiene más de cinco años de antigüedad en la fuerza, y 18% tiene más de 15 años allí. Sin embargo, el 79% nunca ejerció un puesto de mando. "La cifra demuestra que son escasas las posibilidades de que en el corto plazo haya una mujer encabezando alguna de las fuerzas. En general las mujeres encuestadas manifestaron que se capacitan, ya sea dentro de la institución, como fuera. Un 44,8% contestó que se encuentra cursando carreras universitarias, un 37,9% la cursó alguna vez y hoy las tiene incompletas. En cuanto a los cursos de capacitación que brinda la institución, un 67,3% cursó por lo menos uno frente a un 32,7% que nunca los hizo. Sólo un 17,7% del total contestó no tener hijos, mientras que el porcentaje restante (82,3%) tiene entre uno o más de tres hijos", consignaron.

Un dato saliente es el hecho de que el 44% de las mujeres policías trabaja en una localidad distinta a la de su residencia. Eso implica que sean madres compelidas a dejar a sus hijos por uno, dos o tres días a cargo de otra persona, según el horario que le haya asignado su jefe. "Muchas prefieren pasar dos días seguidos trabajando en sus destinos, para poder descansar más días y estar cerca de sus hijos", observaron . También el costo del viaje interurbano es un condicionante. El 24% de las policías trabajan en localidades distantes 100 a 200 kms de su hogar.

El 45% de ellas tiene un familiar a cargo, y el 52% es jefa de hogar o madre soltera.

En cuanto a las licencias por patologías psicológicas o psiquiátricas, un 45,2% la solicitó. Por acoso laboral un 81,9% y por haber sido acosada sexualmente por su jefe/compañero un 18,1%.

El estudio destaca que un 85,1% de las encuestadas nunca solicitó el llamado “día femenino”, relacionado con una franquicia de 24 hs. cuando la mujer se encuentre con el período menstrual. Sólo un 14,9% contestó haberlo pedido. En este caso, lo engorroso del trámite a veces hace desistir a las trabajadoras, debido a que ese mismo día deben ir a su médico a que les entregue un certificado con el que se demuestren dolores menstruales. Luego, a ese certificado lo deben entregar con una licencia en una oficina policial, explicaron.

Los números finales se relacionan con las situaciones de violencia de género vividas por las mujeres. Un 52,8% dijo haber padecido una y un 25,8% más de una vez. Los tipos de VDG se dividen en: psicológica 56%, simbólica 25,8%, sexual un 8,1%, económica/patrimonial un 4,4% y física un 5,6%. Quienes ejercieron violencia fueron: jefe/superior un 69%, compañero un 20,6% y su pareja un 10,5%. El dato a destacar es que un 14,1% de los casos tuvieron resolución, frente a un 85,9% que no. Esto se relaciona directamente con la cifra anterior, que muestra un porcentaje importante de casos perpetrados por personal policial con altos cargos jerárquicos, reveló la encuesta. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo