sec-corbata

Mitín y reclamo de alimentos en un hipermercado ante la indiferencia estatal

Un grupo de personas encolumnadas detrás de una bandera que reza "Frente contra el hambre" ingresó este viernes al playón de estacionamiento del hipermercado Libertad y se apostó frente a la puerta principal en reclamo de alimentos. La expresión popular -explicaron algunos referentes- fue un modo de hacer visible el incumplimiento de la oficina local de Desarrollo Social de la Nación acerca de reclamos previos. Los manifestantes proceden de barriadas pobres de la zona sur que padecen la inflación y la crisis general ya en forma de hambre. Y le pusieron una cifra al pedido: 10 toneladas de alimentos para repartir entre comedores comunitarios de zonas marginadas de Rosario.

El alerta empresario cundió pronto y desde el establecimiento situado en bulevar Oroño y Batlle y Ordóñez, a metros del casino, llamaron a la policía ante el temor de un saqueo inminente. Pronto acudió una decena de patrulleros. La manifestación fue pacífica y se desarrolló con cierta aprensión por parte de las autoridades. La policía desalojó los clientes de la nave comercial, e hizo retroceder a los manifestantes hasta la calle. Tras ello, cerraron los portones del playón y una comitiva de representantes mantuvo una breve reunión con un ejecutivo del hipermercado.

Una de las organizaciones que participó del pronunciamiento social es Descamisados. Hugo Ríos, referente de ese colectivo, explicó: "Vinimos como parte de plan de lucha que iniciamos la semana pasada en la puerta del Ministerio Desarrollo Social de la Nación. Pedimos la ley de emergencia alimentaria y la universalización del salario social complementario. Como obtuvimos un no rotundo del Ministerio, hoy vinimos a este supermercado a pedir una ayuda alimentaria para distintos barrios porque la situación está cada vez más complicada. Hoy en los barrios discutimos si la gente come o no. Tal vez a la sociedad no le gusta esto, pero no podemos ser indiferentes ante los niños con hambre", dijo el militante barrial. 

"Pedimos 10 mil kilos de comida para repartir en los diferentes barrios, comedores, copas de leche. Pero también nos encontramos con una negativa. Sí quedamos (con la empresa) en que ellos sean los interlocutores entre nosotros y el Ministerio de Desarrollo Social para que el martes próximo nos den una respuesta", agregó Ríos en declaraciones a Canal 3.

 

Los manifestantes justificaron el reclamo en la consecuencia de un incumplimiento de promesas por parte de la delegación local del ministerio que conduce Carolina Stanley. "El delegado Raúl Olivetto faltó al compromiso. En el último acampe (en San Lorenzo al 1000) nos dijo que levantáramos todo para empezar a charlar los cupos para el salario social complementario. Lo que tuvimos hasta acá son negativas. La Secretaría de Desarrollo Social, que debería ser la más sensible ante las barriadas no da respuestas", protestaron.

En cuanto al reclamo directo al hipermercado del barrio 17 de Agosto, Ríos y sus compañeros explicaron: "Venimos a apelar a la solidaridad, no imponemos que nos deben dar alimentos. Pedimos que sean interlocutores porque el 90% de los compañeros vive en los alrededores y consume en este supermercado, pero ante el hambre es preciso que también el sector privado juegue un rol protagónico". 

Una comitiva de los manifestantes mantuvo una reunión  con un gerente que les dijo que no hacen donaciones sociales, pero que se comprometió a interceder ante las autoridades. Luego de eso, el mitín se desconcentró de manera pacífica con el acuerdo de ir el martes de nuevo frente a las oficinas rosarinas de Desarrollo Social, en San Lorenzo al 1000. Y el supermercado recuperó su actividad normal. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo