sec-juego

Leo Fernández y el karma de las lesiones en Central

El entrenador canalla, Leo Fernández, relativizó la magnitud de las lesiones en el plantel como un problema relevante de Central en lo que va de la Superliga. Eso, a pesar de que el ciclo ya afronte una decena de bajas por esta causa y que, ahora, dos de los tres cambios que introducirá ante el choque con Vélez se deben precisamente a trastornos musculares: Mauricio Martínez y Marco Ruben no serán de la partida. La otra baja, Fernando Tobio, está suspendido.

"En muchos casos hemos tomado la precaución de desafectar un jugador por la tecnología de la que dispone el club y que permite anticiparse a una posible lesión. Por eso salieron en su momento Fernández, Tobio, Herrera, y a la semana siguiente ya estuvieron en cancha", atribuyó el DT.

En conferencia de prensa posterior al entrenamiento matutino, Fernández tuvo que aceptar que otros casos sí son lesiones declaradas, como el caso de Lovera, Ortigoza, Ruben y Martínez, otra vez. "Dos lesiones se debieron a golpes puntuales en una zona -relativizó Fernández-. No nos desespera, si bien lo vemos como algo natural, nos ocupamos". En ese sentido, se refirió al singular caso de Ortigoza, que iba a debutar con la auriazul en el partido ante Godoy Cruz y se lesionó antes de empezar. "Lo que pasó con Ortigoza es un poco de mala suerte, que suceda al empezar el partido nunca pasa eso".

El mano a mano con periodistas transcurrió abundante sobre el aspecto físico del equipo. Por lo que el responsable del cuerpo técnico ensayó su defensa: "Desde el partido con Talleres hasta con el de Godoy Cruz el equipo ha aumentado 19% su rendimiento físico, y estamos muy conformes. Seguimos adelante y no vamos a cambiar el método de trabajo para que Central sea un equipo cada vez más agresivo", definió. Y para no dejar dudas ante el cotejo que se viene, en Liniers, cerró: "Prefiero correr el riesgo de las tarjetas, pero quiero un equipo que presione, intenso, agresivo". 

En cuanto a la estrategia de juego, el DT canalla adelantó que irá con un esquema 4-5-1, de manera de poblar la zona media y neutralizar la amplitud de juego que vienen exhibiendo los dirigidos por Gabriel Heinze. Central jugará con cinco volantes. Un doble cinco con Gil y López Pisano, y Lioi y Carrizo por los extremos y Maxi González sumado a esa línea de mediocampo. Adelante, sólo Zampedri como 9.

"Así vamos a tener profundidad por las bandas -explicó Leo Fernández-, y por lo anocho que juega Vélez, con extremos muy abiertos, juega muy rápido. Entonces lo planteamos así, incluimos un volante, para bloquear los extremos de Vélez y generar juego desde allí", reveló. Asimismo, el DT consideró que la clave es "ser precisos de tres cuartos de cancha en adelante, a la hora de recuperar la pelota, tener precisión y salir rápido. Tenemos volantes con mucha velocidad y verticalidad, y si tenemos precisión en el ataque podemos hacer un gran partido", proyectó.

Tras ello, el propio DT adelantó la formación inicial del Canalla ante El Fortín: Ledesma; Ferrari, Cabezas, Parot, Fernández; Lioi, López Pisano, Gil, González, Carrizo; Zampedri.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo