sec-corbata

Justicia, educación, narcotráfico y vivienda, los ejes del discurso

El primer discurso del presidente transitó por sus principales ejes de gobierno y no se privó de tácitas alusiones hacia el kirchnerismo

Empezó el día temprano, en la jura de María Eugenia Vidal como gobernadora de Buenos Aires. Volvió a su casa en Palermo, donde afuera lo esperaba un nutrido grupo de simpatizantes. Salió a saludarlos al balcón. Subió luego al auto junto con su mujer Juliana Awada y su hija, rumbo al Congreso. Allí fue recibido por legisladores (no los del FPV, que habían anunciado su faltazo) en el Salón Azul. Juró entonces con su vice, Gabriela Michetti, ante la Asamblea Legislativa. Y habló entonces en cadena nacional.

"Hoy más que nunca tenemos que ser optimistas", pidió Mauricio Macri en el inicio de lo que sería su primer discurso como presidente. "Quiero retirar un mensaje de confianza, decirles que este gobierno que iniciamos hoy va a trabajar incansablemente los próximos cuatro años para que todos los argentinos, especialmente quienes más lo necesitan, al terminar estén viviendo mejor", planteó.

"Hoy me han elegido presidente de la Nación, me llena de alegría y orgullo. Pero voy a seguir siendo el mismo", aclaró. 

Recordó los tres pilares de su campaña: "Pobreza cero, derrotar al narcotráfico y unir a los argentinos".

En otro tramo, sostuvo además: “Aspiramos a un nacionalismo más sano.El amor por el país es respeto por su gente". Consideró que "el autoritarismo no es una idea distinta, es el intento de limitar las ideas de las personas". Admitió: "Los problemas no los vamos a resolver de un día para el otro, pero si cada día un poco mejor". 

"Si los argentinos nos animamos a unirnos seremos imparables", dijo y convocó a la ciudadanía a "marcar los errores", que vaya observando en la gestión de gobierno.

"Cuento con ustedes para gobernar. Necesito de su aporte, que nos marquen los errores. No somos infalibles. Esto lo hacemos juntos. Desde el fondo de mi corazón, les digo que estoy convencido de que si los argentinos nos animamos a unirnos seremos imparables", concluyó el presidente.

Justicia

El ex presidente de Boca anticipó que su gestión dará "total apoyo a la Justicia independiente", a la que calificó como un "baluarte de la democracia" en los últimos años y pidió acompañarla en "un proceso en el que se limpie de vicios políticos".

"No puede haber jueces militantes" dijo Macri y le recordó al Poder Judicial que la "justicia tardía, no es justicia".

Corrupción

"Este gobierno va a combatir la corrupción. Los bienes públicos pertenecen al conjunto de los ciudadanos y es inaceptable que un funcionario se apropie de ellos", afirmó.

"Seré implacable con propios o ajenos cuando dejen de cumplir lo que está en la ley. No habrá tolerancia con prácticas abusivas. Los bienes de la Argentina son para todos los argentinos", recordó.

Educación

"La calidad educativa es necesaria para impulsar el crecimiento nacional, pero también va a garantizar que los chicos puedan elegir mañana cómo quieren vivir", señaló.

"La ética del conocimiento y la superación permitirá celebrar la fiesta de la creación", metaforizó Macri en su discurso ante la Asamblea Legislativa, donde prometió "mayor prestigio y valor a la vocación docente".

Narcotráfico

"Aunque el narcotráfico ha crecido de manera alarmante" en los últimos años, se está "a tiempo de evitar que se consolide". 

Vivienda

Ante la Asamblea Legislativa, el primer mandatario dijo que aspira a que "todos puedan tener un techo con agua corriente y cloacas", prometió urbanizar villas y dijo que para llegar a la "pobreza cero" se necesita "generar trabajo" y que eso se logra con "inversiones que traigan oportunidades".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo