sec-corbata

Fernández-Fernández: la jugada sorpresiva y audaz de Cristina

Cristina jugó de Néstor Kirchner y en el momento menos pensado usó su cálculo y audacia. Claramente es una jugada atrevida la de ser vicepresidenta de un ladero que nadie tenía en cuenta para presidente, Alberto Fernández, y de esta forma correrse del papel principal pero sin soltar el protagonismo.  

La ex presidenta dijo que ella fue la que le pidió a Alberto que encabece la fórmula. En rigor nunca se sabrá si ella fue la verdadera arquitecta del audaz armado -algo por lo que no se caracterizó- o fue el propio Fernández, quien ganó confianza desde hace meses en su entorno.

Más allá de eso, la fórmula se presentará y competirá contra Mauricio Macri. En un extenso texto que leyó en off en las redes, Cristina desgrana el escenario político y algunas razones por las que movió para ese lado el tablero electoral.

El principal objetivo parece ser la búsqueda de un trecho que con Cristina como referente no puede conseguir: tenderle un puente a sectores de poder en la arena política que no quieren o mantienen diferencias con la ex presidenta. Llámese empresarios, sindicatos, incluso dirigentes dentro del PJ. Con Alberto de vice no alcanzaba, pero sí con él en el máximo cargo Ejecutivo.

Lo dejó en claro en el video cuando explica que esta fórmula encabezada por Alberto “es la que mejor expresa lo que en este momento de la Argentina se necesita para convocar a los más amplios sectores sociales y políticos, y económicos también, no sólo para ganar una elección, sino para gobernar”.

Fernández ha sido el operador de Kirchner en momentos álgidos del kirchnerismo, como por ejemplo en el conflicto del campo, cuando él era el interlocutor entre el dúo Néstor y Cristina con las entidades rurales que se mostraban bravas.

Su perfil de armador no es menor tampoco y se lo reconoce la expresidenta al apuntar la necesidad de alguien que “tenga la suficiente amplitud de ideas y de sectores políticos para representar con compromiso el interés nacional”.

Luego será tiempo de profundizar el análisis del perfil del ex jefe de Gabinete, pero Cristina se encargó de desestimar toda duda sobre la capacidad de él para administrar el país. Primero recordando que fue Jefe de Gabinete de Néstor Kirchner donde lo vio “junto a él, decidir, organizar, acordar y buscar siempre la mayor amplitud posible del gobierno”.

Después en el pasaje que explica la necesidad de “hombres y mujeres” que sepan gobernar en un escenario “peor que el 2001”, y “dar respuesta a las necesidades más urgentes de nuestro pueblo”. 

También intenta mantener la moderación que ha mostrado desde las elecciones intermedias de 2017 hasta acá y darle un guiño al electorado que duda. En primer lugar cediendo el máximo premio para un político -algo que en caso de perder pueden llegar achacarle, sobre todo los militantes-, y de esta forma desinfla algo su personalismo. Luego intentando contener señalamientos sobre que Alberto es parte del pasado.

“No se trata de volver al pasado ni de repetir lo que hicimos del 2003 al 2015 -y de lo que más allá de aciertos, críticas o errores nos sentimos muy orgullosos-, pero el mundo es distinto y nosotros también”, sostuvo. En rigor, Fernández ya se había corrido -incluso con diferencias- del segundo gobierno de Cristina que es el que empieza a declinar en varios planos.

En el pasado también resuenan las críticas de Fernández a Cristina, quien dijo que son ciertas pero las minimizó. Servirán claro para embarrar la cancha y no para mostrar diversidad en las diferencias (o en las contradicciones), y luego simplemente se desvanecerán. Al fin y al cabo este tipo de desencuentros es una característica que se naturalizó en la política argentina. 

La audacia tiene su sentido en arriesgarse en tiempos difíciles y determinantes como el actual. Ahora bien, la certeza sobre si lo audaz es efectivo se verá recién en las urnas y hasta en un posible ballotage.  

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo