sec-corbata

Falsificación y venta de entradas de protocolo, y más gente de la que entra

El ministerio de Seguridad negó que la policía haya reprimido. Dicen que fue "una retención de personas" para evitar "que las tribunas colapsen y hubiera que lamentar algo peor". Denuncian falsificación de entradas y ventas de pases de protocolo.

El coordinador de Seguridad en Eventos Deportivos, Diego Maio, justificó el accionar policial de este domingo en las puertas del Gigante de Arroyito con la certeza de que "si toda esa gente entraba a la tribuna, íbamos a lamentar algo peor". Y reveló que el club detectó la circulación de entradas falsificadas y de otras de protocolo que fueron vendidas, lo cual constituye una estafa, precisó el funcionario provincial. 

Maio aludió así a los incidentes que derivaron en disturbios y refriegas de la policía con hinchas, con disparos de postas de goma incluidos. 

"El operativo se realizó con normalidad hasta las 15 aproximadamente, donde colapsó la cantidad de gente que ingresaba a las populares. Entonces se procede al cierre porque había ya 11.000 personas en la popular norte, se actuó de acuerdo con el protocolo común. Se trasladó a esa gente hasta la puerta 3 y 4, es decir, la popular sur. Había 4.000 localidades para ocupar. Diez minutos después colapsó ese sector también", relató Maio. 

El coordinador del operativo dijo que el comité de crisis que integran el Ministerio de Seguridad, el club de localía y la Municipalidad de Rosario decidió trasladar a los hinchas que quedaban afuera hasta la platea de Cordiviola.

Cuando finalmente la capacidad del estadio quedó colmada, empezaron los problemas. "En la platea del río no estaba previsto que ingresaran personas de la popular. Y luego empieza a llegar mucha gente que tenía su entrada y que con razón estaba muy enojada porque no podía ingresar, porque se mezclaba con gente que iba a las populares", concedió. Fue entonces que empezaron las escaramuzas entre los más exaltados y la policía.

Maio se defendió: "¿Qué hubiera pasado si en lugar de las 43.000 personas hubieran entrado a las tribunas las 3.000 que estaban afuera? Ahora estaríamos lamentando algo mucho peor. La policía no reprimió, lo que hizo fue un protocolo de retención de la gente para evitar que las tribunas colapsen", afirmó. 

Un hincha muestra la huella de los disparos policiales con balas de goma.

Maio reveló que Central detectó "una cantidad muy importante de entradas falsificadas". Y comparó: "Teníamos registrado que en los últimos 4 años a los clásicos no asistían más de 37000 o 39000 personas. Al último, en 2017, asistieron 36.500 personas. Media hora antes del partido ya no ingresaba más gente, y ayer una hora antes de que empiece ya teníamos la capacidad del estadio colmada".

Para Central, hubo represión

En tanto, la comisión directiva de Central emitió un comunicado de repudio a los incidentes de violencia.

"La CD está al tanto de la situación que vivieron cerca del horario de inicio al partido, en las calles aledañas, algunos socios que, dispuestos a ir a vivir la fiesta más importante de la ciudad, se encontraron con una represión que en algunos casos dificultó y en otros impidió el acceso al estadio", comienza el comunicado oficial.
"Solicitamos a los socios damnificados que durante la próxima semana se comuniquen con el club -personalmente en sede de calle Mitre, o través de socios@rosariocentral.com o WhatsApp (341 202-1889)- con el fin de responder a cada situación en particular y aportar a la investigación de los hechos que esta realizando el club.
Así también, pedimos a las autoridades responsables que den las explicaciones del caso y se comprometan en adelante a realizar todos los esfuerzos en garantizar, ante todo, la integridad de los asistentes a un evento de esta magnitud".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo