sec-corbata

El plantón de Trump a Macri, y la confirmación de que Putin sonríe

Más allá de la frialdad del protocolo y lo diplomático, los principales líderes políticos del mundo dejaron extrañas situaciones en su primer día por el G-20. El presidente estadounidense, Donald Trump, fue el que más hizo en este sentido.

Después de hacer un berrinche por no entender la traducción del saludo de bienvenida de Mauricio Macri y tirar el auricular al piso, ya en el predio de Costa Salguero se mandó otra, otra vez con Macri de testigo.

Al parecer, una falla en la ejecución del protocolo dejó a Macri solo frente al cartel del evento, mientras Trump se despedía de la escena dejando parado al mandatario argentino en el centro del escenario. 

La foto del desplante recorrió el mundo y también la que se ve a Macri segundos después, de espaldas al auditorio y mirando al piso en una posición desoladora.

La otra postal del viernes fue del presidente ruso Vladimir Putin, quien regaló un divertido momento al darle un caluroso apretón de manos al príncipe saudí, Mohamed Bin Salman. Y también la confirmación de que Putín sonríe. Esto se produjo en la apertura del evento, cuando ambos quedaron sentados uno al lado del otro.

Más allá de parecer una simple formalidad y hasta gracioso, se trata de un hecho político a destacar en el actual momento internacional. Es que el gobernante de Arabia Saudita llegó al país en medio del escándalo político por el brutal asesinato del periodista Jamal Kashoggi en el consulado del reino en Turquía aparentemente a manos del reino saudí por ser un opositor encarnizado. La ONG Human Rights solicitó la detención del monarca tras arribar a la Argentina. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo