El partido de Central fue codificado y los hinchas estallaron de bronca

Este lunes por la noche hubo bronca entre los hinchas de Rosario Central que se acomodaron frente al televisor para ver a su equipo. Es que se había anunciado que cuatro partidos de la fecha 7 de la Superliga iban a ser emitidos a través del abono básico y uno de los elegidos era el choque entre el Canalla y Tigre. Pero eso no pasó y muchos se vieron en la obligación de encender la radio.

Sobre las 21 comenzaron las consultas en las redes sociales. Momentos después esas pregunta se transformaron en insultos para la Superliga, las empresas de cable y el gobierno. El partido de Central no se pudo ver y nadie tiene la explicación. Lo curioso es que los otros tres partidos que se habían publicitado como "gratuitos", sí se vieron sin problemas.

En Rosario, las dos empresas de cable más conocidas no transmitieron el encuentro disputado en Victoria, aunque sí lo hizo la firma de televisión satelital. Twitter fue la plataforma elegida por los futboleros para mostrar su bronca.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo