sec-corbata

El paro agitó el clima político y los cruces son para todos los gustos

La UTA seccional Rosario decidió mantener el paro de Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) en reclamo al pago completo de haberes correspondientes a abril y no se avizora una solución en breve. Mientras tanto, la situación agitó el clima de la dirigencia y los cruces fueron en varias direcciones.

El titular del gremio local Sergio Copello, brindó una conferencia de prensa este viernes a la mañana donde ratificó la medida de fuerza y disparó: "No puede ser que un funcionario público del Ministerio de Transporte, siendo parte de un gobierno peronista, nos diga que no podemos pretender cobrar el 100% del salario".

Luego dirigió las críticas hacia el intendente de Rosario, Pablo Javkin, y el gobernador, Omar Perotti, al considerar que la solución del conflicto no es de índole exclusivamente nacional. “El intendente o el gobernador, que saquen los fondos y le dé a la sociedad un servicio esencial como es el transporte y salimos a trabajar. No está nacionalizado el conflicto. Si ellos ver si pueden sacar fondos de Nación, bueno, pero que le den respuestas también a la gente”.

En Rosario, la huelga se inició a la cero del lunes, en coincidencia con el comienzo de la apertura del comercio. Asimismo, se trata de una medida de fuerza que tiene lugar en 17 localidades del interior del país.

Por su parte, el ruido llegó a la política local. La concejala del Partido Socialista, Verónica Irizar, pidió que el gobierno nacional atienda el reclamo y otorgue mayores subsidios. “Si esto ocurriera en Buenos Aires rápidamente se hubiera resuelto con más subsidios. Debe haber mayor compromiso del gobierno nacional y el reclamo debería ser acompañado por el gobernador Perotti".

El concejal justicialista del Movimiento Evita, Eduardo Toniolli, no tardó en cruzar a su par: “Me parece bien reclamar más recursos para la ciudad. Me parece mal no reconocer que el gobierno de Fernández cuadruplicó los subsidios al interior desde enero, subsidios que Macri había eliminado y por los que el socialismo nunca reclamó con vehemencia. Marche un baño de humildad”.

Loc ierto es que la reanudación del sistema de transporte no está definida. El intendente Pablo Javkin comentó que se juntará con otros intendentes donde también hay conflicto, para poder hacer más presión. Copello graficó la situación: "Charlas informales siempre hay, pero la plata no está”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo