El día del recambio en imágenes

Así como una multitud colmó Plaza de Mayo para despedir a Cristina Fernández de Kirchner, otra masa abarrotó la Plaza de los Dos Congresos para saludar al nuevo mandatario. Crónica en imágenes

Unas 10.000 personas presenciaron, la llegada del presidente Mauricio Macri al Congreso de la Nación y su partida, ya consagrado como primer mandatario a la Casa de Gobierno, primero por la avenida Rivadavia y la avenida de Mayo, después.

El “Sí, se puede” fue la consigna más repetida frente al Congreso, donde los simpatizantes macristas se saludaban enfervorizados con abrazos y una frase escuchada varias veces: "Llegó el día...”.

Bandera recordando al fiscal federal Alberto Nisman.

La mayoría de las personas manifestaba abiertamente su adhesión al PRO, aunque había también militantes de la Unión Cívica Radical (UCR) y del Partido Fe, del dirigente sindical Gerónimo “Momo” Venegas.

Dos pantallas gigantes instaladas frente al Parlamento por la avenida Entre Ríos emitían imágenes del interior del edificio legislativo, seguidas desde la plaza por militantes y simpatizantes de la alianza Cambiemos, quienes aguardaban la presencia de Macri en un día de alta temperatura.

El intenso calor fue sofocado, en parte, por gaseosas que ofrecían vendedores ambulantes en la plaza, donde se pudieron apreciar escasos puestos de comidas.

La composición de los manifestantes estaba repartida por ciudadanos de todas las clases sociales, tanto de la Capital Federal como del interior del país, pero con pocos de los típicos globos amarillos del Pro.

En cambio, se hicieron notar con sus bombos los vecinos del barrio porteño de Cildáñez y de la Villa 21-24, los que fueron trasladados en micros escolares y de alquiler. 

No obstante, Luis, un porteño del barrio de Mataderos que se identificó como militante del flamante ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo, dijo hoy a la agencia Télam que “esto es lo más grande que hay, esto es felicidad, es alegría” y añadió: “no es que esté contra los 'grones', pero es otra gente, es otra cosa”.

“Basta, se acabaron los chorros, los ladrones y toda la basura que estuvimos aguantando”, afirmó, al tiempo que destacó que “el ejemplo que dio anoche (Macri) no lo vi en ningún presidente. De su propia casa salió a saludar a la gente, me emocioné yo con 66 años”.

Por su parte, Guillermo de 30, un joven del radicalismo mendocino de San Rafael, opinó que “es un orgullo para nosotros conformar el frente (Cambiemos), porque ayudó a la UCR a conseguir la gobernación de Mendoza, la vicegobernación bonaerense y muchos intendentes en todo el país”.

“Lo primero que esperamos del nuevo gobierno es que corte la grieta que generó el kirchnerismo, que meta preso a los que tenga que meter y resuelva la inseguridad y el tema económico”, reclamó. 

En tanto, Brian de 19 años de edad del partido bonaerense de Lomas de Zamora consideró que “hoy, por fin, llegó la democracia a la Argentina después de tantos años” y, ante su expectativa sobre las promesas de campaña del macrismo, pidió que “por lo menos cumpla la mitad de las cosas”.

“El cepo cambiario no se puede liberar de un día para el otro, como prometió Macri, porque la situación económica no lo permite, por eso creo que hay que darle un poco más de tiempo”, sostuvo.
Daniela, de 27 años del barrio de Flores, manifestó hoy estar “contenta y feliz” por la asunción presidencial, al señalar que espera "un cambio con temas prioritarios, como el mal estado de las escuelas, la corrupción y la inseguridad”.

En la misma línea, Estela de Entre Ríos expresó que hoy la embarga “una sensación de mucha alegría y mucha felicidad”, al señalar que “hace más de 10 años” que estaba esperando "otra Argentina y ahora se dio con Macri”.

“Para mí lo primero que tiene que hacer el nuevo gobierno es combatir la pobreza y la desnutrición, y después el narcotráfico porque eso es muy importante y también la inflación, ya que tiene que ver con la pobreza”, subrayó.

El presidente del Partido Fe de Hurlingham, Mauricio González, dijo hoy a Télam que “la gente está pidiendo un cambio en ciertas cosas, aunque otras hay que mantenerlas, pero nosotros venimos porque ese cambio que hace falta es el trabajo”, adujo.

“Hace falta crear más fuentes de trabajo para el pueblo que le den la dignidad que se perdió hace mucho tiempo”, estimó.

(Fuente: Télam)

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo