sec-corbata

El Papa criticó la "guerra judicial" contra políticos en línea con Cristina y Lula

El papa Francisco denunció el "lawfare" o guerra judicial contra "dirigentes políticos", un concepto cuestionado últimamente por dirigentes y ex gobernantes latinoamericanos como Lula da Silva, Alberto Fernández y Cristina Kirchner.

En un discurso a miembros de la Asociación Internacional de Derecho Penal, a los que recibió en el Vaticano, Francisco dedicó uno de los puntos de su discurso al denominado "lawfare".

Se trata de un fenómeno jurídico por el cual hay un abuso sistemático y abusivo de procedimiento legales con el fin de provocar el repudio popular de un oponente. Tiene características del llamado golpe blando, es decir, una forma de acceso indebido al poder político sin utilizar las fuerzas militares, pero si manipulando la opinión pública. Los especialistas atribuyen al encarcelamiento de Lula a este mecanismo y también a la destitución via impeachment de Dilma Rousseuff.

Francisco planteó que "se verifica periódicamente que se ha recurrido a imputaciones falsas contra dirigentes políticos, promovidas concertadamente por medios de comunicación, adversarios y órganos judiciales colonizados".

"De este modo, con las herramientas propias del lawfare, se instrumentaliza la siempre necesaria lucha contra la corrupción con el único fin de combatir gobiernos que no son del agrado, retacear derechos sociales y promover un sentimiento de antipolítica del que solo se benefician quienes aspiran a ejercer liderazgos autoritarios", denunció.

En junio del año pasado ya había criticado este mecanismo jurídico. "El lawfare, además de poner en serio riesgo la democracia de los países, generalmente es utilizado para minar los procesos políticos emergentes y propender a la violación sistemática de los derechos sociales", advirtió Francisco, en un discurso de cuatro páginas. "Para garantizar la calidad institucional de los Estados es fundamental detectar y neutralizar este tipo de prácticas que resultan de la impropia actividad judicial en combinación con operaciones multimediáticas paralelas", agregó.

Paraísos fiscales

Como caso opuesto, según Bergoglio, "es curioso que la utilización de paraísos fiscales, instrumento al que se recurre para encubrir toda clase de delitos, no sea percibida como un hecho de corrupción y de criminalidad organizada".

"En forma análoga, fenómenos masivos de captación de fondos públicos pasan desapercibidos o son minimizados como si se tratara de meros conflictos de interés. Los invito a todos a reflexionar al respecto", aseveró.

"Se trata de una auténtica criminalidad organizada que es responsable, entre otras cosas, del sobreendeudamiento de los estados soberanos y de la depredación de los recursos naturales de nuestro planeta", planteó.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo