Después de la tormenta siempre llega la calma

Nubes por todos lados. La primavera no arranca

Si bien este sábado cesó el alerta de tormenta, la jornada comenzó con un cielo abarrotado de nubes densas y grises que amagaban con seguir su llanto. Pero al parecer eso fue todo, y luego de una tormenta con abundante caída de agua sobre la ciudad, el cielo promete limpiarse para el resto del día.

La buena noticia es que el agua trajo una baja considerable de temperatura, después de un viernes agotador, y la mínima que se espera es de 18 grados, y una cálida máxima de 27.

Un sábado ideal para terminar los preparativos de la víspera de navidad y salir a disfrutar el aire fresco.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo