sec-corbata

¿Cómo reaccionó el presidente ante el desborde en bancos?

Fernández se llenó de bronca pero no apuntó a nadie en especial cuando las largas colas de jubilados y beneficiarios de asignaciones se convirtieron en la imagen de la ruptura de la cuarentena dispuesta por el coronavirus. No rodaron cabezas aunque desde su Twitter se encargó de decir que sí hubo reprensiones.

Utilizó para la pública la palabra "inadmisible" y reveló que ordenó "a los responsables que no vuelva a repetirse lo de hoy". El viernes antes de que abran los bancos, y con el caos a punto de desatarse, el presidente pidió que se prolongue la atención de los bancos.

Fernández no castigó correrá de su cargo a ninguno de sus funcionarios por las fallas en el operativo. El titular de la Anses, Alejandro Vanoli, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y hasta el secretario del sindicato de La Bancaria, Sergio Palazzo fueron el blanco de críticas durante todo el día. Pero más allá de algún disgusto, Fernández no cargó contra ellos. Entonces, ¿contra quién es la bronca? Contra la situación: se estaba llevando encaminada la situación y de golpe un cisne negro atraviesa y amaga con romper todo. 

Justamente el fundamenteo de Casa Rosada es el contrario: este tipo de tropiezos, en un marco tan tensionante y desconcertante, pueden suceder. El desafío es que no ocurran más para que e objetico de la famosa curva no se desacople.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo