Central hizo lo justo y necesario para quedarse con el clásico de la ciudad

Rosario Central se quedó con el clásico y de los do en la ciudad será el que terminará el año con una sonrisa. El Canalla se impuso por 1 a 0 con gol de Herrera a los dos minutos.

Formaciones

Rosario Central: Jeremías Ledesma; Paulo Ferrari, Fernando Tobio, Mauricio Martínez y José Luis Fernández; Washington Camacho, Maximiliano González, Leonardo Gil y Federico Carrizo; Germán Herrera y Marco Ruben. DT: Leonardo Fernández.

Newell's: Luciano Pocrnjic; José San Román, Bruno Bianchi, Joaquín Varela, Leonel Ferroni; Braian Rivero, Juan Ignacio Sills; Joaquín Torres, Brian Sarmiento, Víctor Figueroa; Luis Leal. DT: Juan Manuel Llop.

Minuto a minuto

No hubo tiempo para acomodarse y el partido se quebró. Iban apenas dos minutos cuando Gil ejecutó un córner desde la izquierda y Germán Herrera se deshizo de su marca en el punto penal para ponerle el parietal y mandarla a guardar. Gran movimiento del "Chacho", que marcó el 1 a 0.

A los 10 minutos, Newell's estuvo a punto de empatarlo y también de pelota detenida. Un centro frontal de Sarmiento fue justo a la posición de Bianchi quien hizo casi todo bien. El cabezazo del marcador central se fue junto al palo izquierdo de Ledesma.

El Canalla ganó en tranquilidad con su gol tempranero y se sintió más cómodo en el campo de juego. Antes de los 20 minutos generó un par de chances que poco no terminaron en gol. Marco Ruben y Camacho lo intentaron pero sin suerte en la definición.

La Lepra mostró poco y solamente se acercó a Ledesma con pelota parada. A los 30 lo intentó Leal con un remate largo que terminó llegando sin fuerza y se perdió a un costado. 

En el segundo tiempo Newell's salió con otra actitud. Newell's puso a Fértoli por Figueroa, abrió la cancha y se instaló mientras pudo en campo rival. Joaquín Torres estuvo muy cerca del empate a los cinco minutos con un zurdazo que se fue apenas desviado. 

Central tampoco renunció a atacar y a los 14 estuvo ahí nomás del segundo. Pese al esfuerzo, Marco Ruben no pudo conectar un centro desde la izquierda que superó a toda la defensa rojinegra. Todo el estadio se agarró la cabeza. 

En general, el segundo tiempo fue chato. Bajó la intensidad. Más allá de algún intento de Newell's en el inicio, Central casi nunca la pasó mal y el resultado no estuvo en peligro para los de Arroyito. 

A Central le alcanzó con poco para desatar el festejo más esperado justo antes del receso. Orden y contundencia fueron suficientes para superar al rival de toda la vida y cerrar la primera parte de la temporada con una buena racha de resultados, impensada hasta hace alguna semanas.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo