sec-reposera

Cansado de renegar con el tránsito, decidió ir nadando a su trabajo

¡Swimm, Forrest, swimm! En invierno, los ríos alemanes deben ponerse glaciales.

Benjamin David se cansó del tráfico en Munich y optó por tomar un “atajo” impensado para evitar los embotellamientos: ir nadando a su trabajo.

David vive en Múnich, ciudad ubicada al sur de Alemania y aprovecha el verano boreal para ir nadando hasta su oficina. El joven alemán atraviesa río Isar y se traslada aproximadamente unos 2 kilómetros para llegar a destino. Esta curiosa alternativa surgió como opción viable frente al caos vehicular y a la demora con la que se enfrentaba día tras día al utilizar el subte.

Antes de emprender cada viaje, David verifica la temperatura y la corriente del torrente para decidir qué tipo de traje de baño utilizará. Si todo está dentro de unos límites seguros, se dirige al río. En caso contrario, opta por alguno de los medios convencionales de transporte. 

Recorrer ese trayecto a David no le lleva más de media hora. Además, tiene como ventaja que el cauce del río Isar pasa por debajo de su edificio y cerca de su oficina.

En tanto, el joven mantiene su ropa y objetos personales secos gracias a una bolsa Wickelfisch, que no sólo es impermeable, sino que se llena de aire cuando se la enrolla. De este modo, el nadador también utiliza la bolsa como boya.

“Aunque mis compañeros se ríen cuando me ven pidiendo un cappuccino en el bar en la mañana vestido con mi traje de baño, algunos de ellos ya me han acompañado para saber cómo es la experiencia”, comentó David en declaraciones a medios locales.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo