sec-corbata

Barañao contrató a una hija de Barletta con un sueldo de 154 mil pesos

Florencia Barletta, la hija del embajador, al Ministerio sin escalas, con un
sueldo mucho mayor al de un becario del Conicet.

Hoy en el Ministerio de Ciencia y Tecnología los vientos que soplan son de ajuste y recorte de presupuesto. Sin embargo, y mientras un becario del Conicet cobra apenas 18.000 pesos mensuales, el ministro Lino Barañao designó como personal de planta de esa cartera a Florencia Barletta, ni más ni menos que una de las hijas del embajador argentino en Uruguay, y ex intendente de Santa Fe, Mario Barletta. Y como si tal nombramiento no estuviera reñido al menos con lo correcto, basta saber la remuneración que cobrará esta santafesina de 37 años: 154.144 pesos mensuales. 

El nombramiento se oficializó el 2 de mayo, pero trascendió en las últimas horas con la difusión de la resolución ministerial 431/18, publicada en el Boletín Oficial. Barañao -que fue ministro durante el gobierno de Cristina Fernández y se quedó con Mauricio Macri para encarar el presente rumbo de recortes- la designó en la Secretaría de Articulación Científico y Tecnológica (sic), por lo que se le pagará "4814 unidades retributivas", que en dinero contante y sonante significan 154144 pesos al mes. 

El texto de la resolución publicada en el Boletín Oficial.
Barletta, contento por la carrera de su hija.

Mientras tanto, el MinCyT ha registrado una quita del 10,5% de su presupuesto actual, respecto de lo que dispuso el año pasado. 

En cuanto al ex diputado y embajador radical, que abrazó al macrismo y se identifica en Cambiemos, no es la primera vez que acomoda a familiares en la administración pública y con cargos bien remunerados. Cuando era intendente de Santa Fe, en 2011, trascendió que contrató a otra de sus hijas, la abogada Beatriz Barletta, que llegó hasta ocupar hoy la Subsecretaría de la Función Pública en la gestión de José Corral. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo