sec-corbata

Armonía y foto: Bullrich y Pullaro quemaron 300 kilos de droga secuestrada

La ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, destacó este jueves en la ciudad de Santa Fe la "voluntad inquebrantable" de la administración federal de combatir el narcotráfico y consideró "una muestra de debilidad" de los delincuentes los ataques contra sedes judiciales ocurridos en Rosario el año pasado.

La ministra, que encabezó en la capital provincial la quema de casi 300 kilogramos de marihuana y cocaína, sostuvo además que es necesario aislar a los presos por narcotráfico para que no puedan seguir operando desde las cárceles.

"Venimos a ratificar el compromiso que tiene el gobierno nacional con la provincia de Santa Fe en la lucha contra el narcotráfico, sabemos las dificultades que tiene en esta lucha, pero por otro lado (está) la voluntad inquebrantable que hemos planteado nosotros en todo el país y en especial en Santa Fe", dijo la ministra, junto a su par santafesino, Maximiliano Pullaro.

En el crematorio del cementerio municipal de Santa Fe Bullrich y Pullaro presenciaron la quema de 215 kilos de marihuana y 69 kilos de cocaína por disposición del Juzgado Federal número 3 de Rosario.

“Esta semana estuve reunido con la ministra y parte de su equipo en Buenos Aires, hoy estamos aquí quemando este decomiso. Entre lo incautado hay material secuestrado por la Policía de la Provincia de Santa Fe en un procedimiento importante donde se secuestraron más de 200 kilos de estupefacientes”, comentó el ministro provincial. 

 “Estamos mostrando que en materia de Seguridad, conjuntamente con Nación, tenemos una política común que está golpeando al delito, diagramada por el Ministerio de Seguridad de la Nación y acompañada por los Ministerios de las provincias. Por otra parte es bueno que la sociedad vea cual es el destino que se le da a lo secuestrado”, aseguró Pullaro.

Bullrich destacó, en tanto, que el Gobierno tomó "una decisión muy fuerte, que es dar la lucha" contra el narcotráfico y consideró "un punto de inflexión" a los tiroteos perpetrados el año pasado en Rosario contra sedes judiciales y domicilios de jueces.

"Yo lo veo como la muestra de debilidad de que acá la decisión de que no haya complicidad, de pelear contra el narcotráfico es tan contundente que los narcotraficantes o los homicidas les queda ese recurso", analizó.

Al ser consultada sobre las causas judiciales abiertas contra jefes narcos que siguen operando desde las cárceles, contó que "el gobierno nacional está analizando un programa especial para narcotraficantes y para aquellos que hayan hecho un hecho ilícito en las cárceles". "A esto lo lleva adelante el ministro (de Justicia, Germán) Garavano. Esperemos que nos acompañen los jueces, que no haya medidas cautelares, porque eso va a implicar aislamiento, que no tengan teléfonos, que no puedan comunicarse como se comunican otros presos", completó.

Durante la quema de drogas, el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, remarcó que "en materia de Seguridad, conjuntamente con Nación, tenemos una política común que está golpeando al delito, diagramada por el Ministerio de Seguridad de la Nación y acompañada por los ministerios de las provincias". Además, coincidió con su par nacional al afirmar que "es bueno que la sociedad vea cual es el destino que se le da a lo secuestrado”.

Tras el acto realizado en el cementerio santafesino, los funcionarios se dirigieron al distrito costero de Alto Verde, donde supervisaron el accionar de las fuerzas de seguridad nacionales, presentes en la provincia desde 2016 con más de 700 agentes de Policía Federal, Gendarmería, Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo