Arde Troya: la AFA quiere ensayar negocios con Newell's como experimento

La promesa de “brotes verdes” que el gobierno Nacional aún sostiene para mantener expectativas de repunte en los indicadores económicos del país tiene ahora su versión para la redonda. Bajo el eufemismo del  “ingreso de capitales privados”, en la Asociación del Fútbol Argentina volvió la sombra de las sociedades anónimas vestida de panacea financiera para las entidades sin fines de lucro.

 

Impulsado por el presidente Mauricio Macri, el proyecto propone hacer negocios con los clubes y los réditos se lo lleva el inversor. Un modelo que fracasó con saldo ruinoso tiempo atrás -Racing, Quilmes, Talleres de Córdoba, por citar algunos ejemplos- y que ahora se quiere experimentar con Newell’s. Aunque el socio leproso dará batalla: “Es un disparate, imagino a miles de hinchas en la calle”, pronosticó Ariel Moresco, referente de Movimiento 1974. “Tenemos un presidente (Eduardo Bermúdez) que viene de la actividad comercial del fútbol, pero la sociedad anónima en Newell’s es inviable”, consideró Daniel Giraudo, titular de ADN Leproso.

 

Ariel Moresco: "El club es de los socios. Si eso avanza, supongo que los
hinchas saldrán a la calle".

Con Macri en Casa Rosada, al fútbol también se lo ve como un espacio donde los intereses privados deben atropellar al de las mayorías. Apuntalado por el poder omnipresente del presidente de Boca, Daniel Angelici, y la obediencia obcecada del presidente de AFA, Claudio Tapia, en Superliga ya se ofrece hacer de los clubes una cueva financiera. Aunque la forma de comunicarlo suena exitosa: “Atraer capitales privados”.

 

En el caso de Central, el socio está protegido de la avanzada privatista de la pasión del fútbol porque en su última reforma del estatuto se prohíbe taxativamente sacar a la entidad de su condición de entidad civil sin fines de lucro. Pero Newell’s es una tentación para los negocios por sus necesidades de encontrar dinero que apague el incendio de la deuda. Cuando en Buenos Aires se lanzó la iniciativa, ningún dirigente rojinegro participó del debate; de hecho, éstos no intervienen en ninguna discusión porque los leprosos no tienen el hábito de asistir a las reuniones de Comité Ejecutivo.

 

La conducción de AFA que representa la mirada del fútbol como mercancía apunta a Newell’s para ofrecerlo como experimento. “Sin dudas que esta discusión se va a instalar en el club porque nosotros tenemos un presidente (Eduardo Bermúdez) que viene de la actividad comercial del fútbol.  Pero primero tendría que darse una discusión legislativa para sancionar una ley porque Newell’s es una institución civil sin fines de lucro”, analizó Giraudo, en diálogo con Rosarioplus.com. 

Daniel Giraudo: "Es un proyecto inviable, en Rosario y en Santa Fe.
Newell's es una institución civil sin fines de lucro".

 

“Si a Newell’s lo quieren hacer una sociedad anónima creo que tendríamos miles de hinchas en la calle. Es lo mínimo que esperaría del socio de Newell’s. Incluso a pesar de esta Comisión Directiva que le hace muy difícil al socio tener una verdadera participación. Si Newell’s es una sociedad anónima se le sacaría el club a los verdaderos dueños”, enfatizó Moresco. ”Si en la Asociación del Fútbol Argentino traten estos temas y Newell’s no va a las reuniones, me parece que estos dirigentes se tienen que ir a la casa. Hemos luchado mucho por la democracia y la institucionalidad en el club, incluso nos han golpeado en la última asamblea. Que los dirigentes no vayan a las reuniones de Comité Ejecutivo y pongan a Newell’s como candidato a ser una sociedad anónima demuestra la incapacidad y la falta de vocación que tienen estas autoridades. Están ocupados en cuidar sus espaldas y no los intereses de la institución. El club está en un estado calamitoso y los únicos que no lo ven son los diez o doce dirigentes que quedan en la Comisión Directiva”, planteó Moresco.

 

Luis Facciano, a su vez, rescató las raíces que dieron vida a la entidad para desestimar cualquier planteo de hacer de Newell’s un negocio redondo: “Va en contra de la idiosincrasia de lo que es Newell’s. Nosotros en la campaña del 2016 (fue candidato por Futuro Leproso) hablamos de profesionalizar las áreas del club para hacer más eficiente la gestión. Pero eso no tiene nada que ver con hacer de la entidad una sociedad anónima. Hoy el club tiene poca gente en sus instalaciones por cuestiones de seguridad, pero su tejido social es muy importante. Newell’s no debe desconocer su función social. La institucionalidad es un valor en sí mismo en el club y nos costó mucho recuperarla. Fijate que hoy estamos pagando todavía la deuda de (Eduardo) López, más allá de todo lo que hizo después Bermúdez para llegar a la intervención. Así y todo, Newell’s es de los socios, sin dudas”, consideró el presidente de la agrupación Te Llevo en el Alma.

Luis Facciano: "Nos costó mucho recuperar la institucionalidad. Ese
proyecto va en contra de la idiosincrasia de Newell's".

 

“Este proyecto  es inviable en la ciudad y en Santa Fe porque los clubes de la provincia toda la vida han sido de los socios”, tranquiliza Giraudo.  “Es inviable el modelo del fútbol mexicano, donde tres equipos tienen el mismo dueño. También es inviable el modelo de fútbol español porque desde que ingresaron los capitales privados la liga se hizo cada vez más desigual. Y los que no son sociedades anónimas, como Barcelona y Real Madrid, ganan todo”, acotó el referente de ADN Leproso.

 

Los dirigentes de Newell’s deberán reencontrarse con el socio el mes que viene en asamblea para dar a conocer el balance del año pasado. Será en ese espacio donde los socios pondrán a salvo a la institución de los intereses privados tan solo con su participación. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo