sec-corbata

Apuran las obras para mantener en pie el edificio incendiado

El edificio incendiado de Laprida al 900 será sometido en el transcurso de este jueves a tareas de refuerzo y prevención en las estructuras dañadas, dado que se alertó por riesgo de derrumbe y se fijaron al menos dos días en el que los vecinos deberán permanecer evacuados.

El cuerpo del contrafrente del edificio, que consta de seis pisos con tres departamentos en cada uno de ellos, tiene severos daños estructurales debido a las intensas llamas que, cerca de las 6 de la madrugada de este miércoles, comenzaron a corroer las cuatro columnas ubicadas en la cochera de la planta subterránea.

Es por eso que en la mañana de este jueves, una empresa privada junto al área municipal de Obras Particulares, continuaban con trabajos de apuntalamiento en tres de cuatro columnas que soportan el edificio, ya que la restante había ya sido intervenida este miércoles. Luego, se procederá a relevar la zona, puntualmente el núcleo posterior que es el más crítico.

El apuntalamiento es preventivo para sostener la estructura, a lo que se le suma una serie de intervenciones para ir disminuyendo el riesgo. Después será turno de que el consorcio intervenga para ver cómo sigue la situación de los vecinos.

En la tarde de este miércoles se retiraron los coches, ocho de ellos calcinados, y se mantuvo cercada (sin tránsito) la zona por prevención, con cámaras de vigilancia monitoreando las 24 horas.

“La zona está controlada. Trataremos de liberar todo hoy pero no se deben poner plazos fijos en este tipo de situaciones porque pueden ocurrir demoras o imprevistos”, relató Carlos Hyon de Obras Particulares.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo