sec-corbata

Alarma sobre la falta de producción de vacunas contra fiebre hemorrágica

La senadora Sacnun exige información al gobierno central sobre la poda presupuestaria en salud que, en lo puntual, pone en riesgo la producción de esta vacuna para cubrir a una población expuesta de 5 millones de personas.

La senadora nacional por Santa Fe, María de los Ángeles Sacnun, solicitó al Poder Ejecutivo Nacional que explique las razones que han llevado a limitar las funciones del Instituto Nacional de Estudios sobre Virosis Hemorrágicas “Julio I. Maiztegui” (INEVH), encargado de investigar y producir vacunas contra la Fiebre Hemorrágica Argentina.

"En un contexto de notoria situación de escasez de vacunas en todo el territorio nacional, se solicita un detalle de la cantidad de vacunas contra la Fiebre Hemorrágica Argentina producidas en 2015, 2016, 2017,  2018 y durante el año en curso, indicando el stock oficial de vacunas y qué medidas se llevarán a cabo para no incurrir en escasez", puntualizó la legisladora del Frente para la Victoria-PJ.

En las últimas semanas hubo varias voces desde el ámbito de salud que revelaron el corte de producción de la vacuna en el laboratorio pergaminense, por falta de presupuesto para encarar el sofisticado proceso. Aseguran que el stock actual de vacunas es el que se encuentra en cada efector de salud pública, y que en origen nada se está produciendo para renovarlo. 

“La vacuna contra la Fiebre Hemorrágica Argentina es considerada una vacuna huérfana por no existir en ningún otro lugar del mundo, y con una población expuesta de aproximadamente cinco millones de personas resulta indiscutible que el Estado debe hacerse cargo sostenidamente de su producción”, sostuvo. 

“Desde la llegada de Cambiemos al poder el presupuesto del Maiztegui descendió notablemente y los profesionales que tienen conocimiento del costo que significa producir una vacuna califican el presupuesto nacional para el Instituto de irrisorio y eso mismo manifiestan los trabajadores que están concretando un plan de lucha”, afirmó Sacnun.

El Instituto con sede en la ciudad bonaerense de Pergamino llegó a contar con 105 cargos laborales y en la actualidad sólo quedan 73 personas, ya que los jubilados no fueron reemplazados. "Eso deja en evidencia que el ajuste en el mismo, realmente ha superado todas las condiciones posibles de garantizar la capacidad necesaria para producir las vacunas", dijo la senadora.

En su planteo, Sacnun señaló que “a estas medidas de ajuste y, a la ya pública y notoria situación de escasez de vacunas en todo el territorio nacional, se suma la particular situación de la Fiebre Hemorrágica Argentina que por ser una vacuna huérfana no es posible siquiera importarla de otro país".

Trabajadores del Instituto Maiztegui vienen denunciando los efectos del recorte presupuestario.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo