sec-reposera

Úrsula Corberó, la novia del Chino Darín que la rompe en La casa de papel

Tokio en la ficción, es una de las favoritas en la exitosa serie, pero ¿quién es la joven? Acá algunos datos para conocer a la actriz que ya puso su corazón en la Argentina, o al menos en un argentino

La exitosa serie La casa de papel, que no para de sumar adeptos desde su aparición en Netflix, es el relato del mayor golpe que se haya intentado dar jamás en la historia de la humanidad: el robo de 2.400 millones de euros, narrado en 15 capítulos de poco más de una hora de duración. Para sellar la identidad del hecho delictivo los delincuentes llevan caretas con la cara de Salvador Dalí. Así, vestidos de rojo, toman durante 125 horas la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, el sitio donde se imprimen los billetes en España. ¿El resultado? Una serie que cada vez suma más fanáticos. El final de la primera temporada logró una audiencia de 2,7 millones de espectadores en España.

Todos los ladrones (atracadores) tienen nombres de ciudades (Tokio, Nairobi, Moscú, Río, Denver, Oslo, Helsinki y Berlín). Y las únicas mujeres del grupo son las actrices Úrsula Corberó (28), conocida en Argentina por ser la novia del Chino Darín, y Alba Flores (31), la nieta de Lola Flores. Ellas son Tokio y Nairobi respectivamente.

Úrsula Corberó es una de las actrices españolas con mayor proyección internacional. Nació en Barcelona, desde chica soñaba con actuar y se formó en la Escuela de Arte Dramático Eolia, aunque no le fue fácil llegar hasta donde está. Relató: "Las colas de los castings de publicidad eran infernales y durante un año no me eligieron para ningún sitio, pero quien la sigue la consigue. Soy quien soy y he llegado donde estoy gracias a la garra que he heredado".

Debutó en 2008 en la serie Física o Química. En el cine debutó en el cortometraje Crónicas de una voluntad. Luego vinieron Elsinor Park, XP3D -primera película española de terror en 3D-, Volare, Crimen con vista al mar, y en la comedia ¿Quién mató a Bambi?. Fue en 2016 cuando conoció al Chino Darín durante el rodaje de La Embajada.

El año pasado fue crucial en su carrera al formar parte del elenco de la serie de Netflix, La casa de papel. Corberó se puso en la piel de Tokio, una superviviente. Después de 15 robos limpios, el último no resultó tan bien: tres víctimas fatales, una de ellas el amor de su vida. Y además es narradora de la historia. En definitiva, una auténtica Kill Bill española que enamora a quienes cada día se sientan frente a la pantalla. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo