Una campaña para celebrar que Andrés viene una vez al mes

La menstruación, un proceso tan natural como necesario, es muchas veces considerada como algo malo, incluso por las propias mujeres. Los tabúes culturales sobre el período femenino están profundamente arraigados, y muchas religiones tienen incluso normas que limitan las acciones de las mujeres durante ese momento del mes.

Este es el caso del hinduismo, por ejemplo, que prohibe a las mujeres tocar a otras personas, hablar en voz alta o entrar en los templos. Sobre esto quiso actuar el movimiento #HappyToBleed, que en las últimas semanas tomó las redes sociales.

La campaña fue lanzada en respuesta a los comentarios de Prayar Gopalakrishnan, un líder religioso hindú, que recientemente defendió la restricción de todas las mujeres en edad reproductiva de entrar en el famoso templo Sabarimala en Kerala, India. Sus declaraciones fueron: “Podría llegar el día en que las mujeres sean bienvenidos en el templo, pero primero se tiene que desarrollar una tecnología especial para determinar si están menstruando”.

Pero Nikita Azad, el estudiante universitario que creó la campaña #HappyToBleed, no está dispuesto a esperar por una máquina de detección de la menstruación. Como Azad describió, el hashtag está destinado a luchar contra el estigma menstrual, tanto en la India como en todo el mundo.

"Aunque esto (en relación al tema del ciclo menstrual) se ha convertido en la razón inmediata de nuestra campaña, nuestro objetivo es la identificación de todas las formas de patriarcado”.

La campaña ya ha recibido un amplio apoyo con cientos de mujeres que publican fotos de sí mismas indicando que están "dispuestas a sangrar."

"Esta es una campaña contra los tabúes menstruales que prevalecen en nuestra sociedad", escribió Azad y agregó que "reconoce la menstruación como una actividad natural que no necesita cortinas para esconderse detrás".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo