sec-reposera

Un mural en pleno centro también banca a Messi

Desde el momento maldito en que Lionel Messi confesó ante los periodistas que daba por terminada su participación en la selección argentina de fútbol, los pedidos al crack rosarino de que reconsidere su decisión comenzaron a repetirse hasta convertirse en una avalancha de ruegos y súplicas de las que no estuvieron exentos ni siquiera el conductor de TV y empresario Marcelo Tinelli o hasta el propio presidente Mauricio Macri.

Desde las redes sociales, el mundo del deporte, hasta una maestra y cualquier rosarino con una cámara enfrente, el fervor popular le pidió al diez de la selección #NoTeVayasLio.

Pero, si faltaba algo, ya está completo: también desde la cultura y el arte urbano le mostraron su apoyo a la Pulga, que tras perder la cuarta final con la camiseta albiceleste, parece no querer revancha.

Así, en la pared de un estacionamiento de Urquiza entre Sargento Cabral y San Martín puede verse desde este martes un mural en homenaje a Messi. Su autor es el pintor rosarino Dimas Nota, quien eligió expresarle al astro del Barcelona su aguante de la manera que más sabe: con un pincel en la mano.

Messi tras la derrota con Chile

“Errar es humano, perdonar es de otro planeta”, reza el grafiti que acompaña al dibujo de un Messi mitad santo con aureola, mitad extraterrestre alla Mr. Spock de Star Trek. “Me levanté el martes con la idea en la cabeza de hacer algo en honor a Messi, tardé dos horas y media, salió rapidito”, contó el autor de la obra en dialogo con RosarioPlus.com. “Es mi forma de apoyarlo al pibe, ojalá lo pueda ver, sería un halago y una satisfacción enorme para mí”, agregó.

Para Dimas, que se critique con tanta dureza a Messi es “una pavada”. “Al loco no hay con que darle si es el mejor del mundo, cómo vamos a criticar a la persona que está rompiendo todos los récords y además es rosarino, es un orgullo para la ciudad”, opinó.

Dimas tiene unos 40 murales desperdigados por las paredes de toda la ciudad. Además, pinta cuadros, grafittis y es tatuador. Hasta el año pasado les daba clases de pintura a chicos de la calle en los centros barriales del municipio, pero lo dejó por diferencias con la Municipalidad. Para él, el arte urbano permite “que cualquier persona pueda disfrutar una obra de arte, un dibujo, que el arte no esté solo en los museos”.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo