sec-reposera

Tu vista te engaña: esta torre no se mueve ni un poquito

Una nueva entrega de esos engaños visuales que nos hacen comernos el coco

Sí, amamos las ilusiones ópticas que de un tiempo a esta parte suelen convertirse en virales en las redes sociales gracias a que montones de usuarios se comen la cabeza intentando comprender. Es que uno se vuelve un poco loco tratando de entender cómo puede ser que el cerebro y la vista, a veces, no están del todo de acuerdo, y eso causa confusiones que nos hacen ver cosas que no son.

Este es un gran ejemplo. Se trata de unas columnas del estadio de San Siro, en Milán, que como cualquier construcción de este tipo, están completamente fijas en el suelo. Pero en la imagen que da vueltas en Twitter, parece que giran sin parar.

 

Es un ejemplo de la ilusión de movimiento inducido. Se trata de una ilusión que ya describió Euclides en su Óptica, en el siglo III a. C., que habló de cómo cuando las nubes se mueven de noche en una dirección, puede parecer que las estrellas se mueven en dirección contraria.

En el caso de la torre de San Siro, la ilusión de movimiento viene creada por la acumulación de varias señales. La gente bajando a velocidad constante en la misma dirección, las personas en la calle caminando en dirección contraria y la forma de espiral de la estructura.

Todo un cúmulo de cosas que hacen que al final los ojos le manden una información al cerebro que este procesa como le parece que tiene más lógica, aunque la realidad sea bien distinta.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo