Sobre negro: cabezas flotantes que invaden las redes sociales

El fotógrafo Maxi Conforti cuenta cómo nació el proyecto de retratos, que por su gran repercusión antes de fin de mes tendrá su fiesta y el año que viene apunta a convertirse en exhibición

Cabezas flotantes que ríen, gritan, sonríen o reflexionan en un espacio oscuro, apenas separadas de la cámara que las registra en sus perfectas imperfecciones. Es fácil identificar las fotos, que hace meses comenzaron a circular en redes sociales, porque aunque el personaje retratado cambia siempre parece ser la misma cabeza que va mutando. ¿De qué se trata? Del proyecto Sobre negro, apuesta del fotógrafo rosarino Maxi Conforti.

"Empezó como algo muy chiquito, un grupo de fotos pensado como parte de una muestra de retratos. Pero con el tiempo fue tomando vida propia y hoy ya siento que el proyecto va un paso delante mío", confiesa Conforti, en diálogo con Rosarioplus.com

Subir fotos a redes sociales implica, para la gran mayoría, la elección del filtro ideal para acercarse a una supuesta perfección. Lejos de esa dinámica, el fotógrafo plantea un juego intenso: exponer al fotografiado con luz directa y tomar una foto de su cabeza a escasos 50 centímetros de la cámara. No hay forma de escaparse. No hay vestimenta ni contexto. No hay nada más. Y a la gente le encanta. 

Una escena del backstage de Sobre negro (Luciano Ominetti).

"Quería usar una metodología que no fuera la habitualmente utilizada en retratos. Pensé en una manera particular de iluminar y tomar la imagen. Que fuera siempre la misma foto, una y otra vez lo mismo. La imaginé siempre para redes sociales, en particular para Instagram", cuenta. La idea original era "armar una paleta de héroes cotidianos, de anticelebrities rosarinas". Personas relacionadas a la producción de cultura y arte: desde un periodista a un productor de televisión, pasando por músicos y poetas, entre otros. 

La primera "víctima" fue Coki Debernardis en el camarín de Punto G, en un recital de diciembre de 2017. "Fue el germen de la cabeza flotante", resalta.

 

Coki, 2017.

Una publicación compartida de maximiliano conforti (@maximilianoconforti) el

Con pruebas posteriores notó que debía incorporar una tela negra tipo peluquería para que quedara más recortada la cabeza. "La poeta y periodista Alicia Salinas fue la primera convocada, ya tenía para ese entonces armado el sistema entero. Estaba convulsionado el ambiente por las marchas de las chicas y me gustó que surgiera de ella la idea de gritar, como mandando el mensaje de que las chicas no se tienen que callar", celebra.

 

Alicia Salinas, 2018.

Una publicación compartida de maximiliano conforti (@maximilianoconforti) el

El primer posteo fue el 28 de febrero "y desde entonces salió uno diario, sin claudicar", resalta Conforti. Lo que sucedió a continuación lo sorprendió. Es que Sobre negro se volvió un fenómeno. "La gente retratada me recomendaba otros para retratar y comencé a recibir mensajes continuos de desconocidos que me escribían para pedirme que les tomara sus fotos", cuenta asombrado. 

 

Flor Croci, 2018.

Una publicación compartida de maximiliano conforti (@maximilianoconforti) el

Entonces surgió la idea de armar un evento, que se realizó en el bar El Diablito. Por su éxito (se retrataron más de 60 personas), se decidió apostar más grande: el sábado posterior al Día del Amigo habrá otra juntada, ya con formato de fiesta negra. "Si la gente me pide tener su Sobre negro, no hay motivo para que no lo tengan", analiza Conforti. 

"Las caras son como mapas, cada una algo distinto. Me gusta cuando está todo en calma o cuando hacen despliegues y se ven los músculos", sostiene. "Es una construcción conjunta, la persona puede hacer lo que quiera ante la cámara. Suelen surgir cosas cuando estamos hablando, porque se genera un vínculo en la toma de la imagen. Después les muestro las fotos y elegimos entre los dos la que va. Por suerte, vienen confiando en mi criterio", plantea.

 

Charlie Egg, 2018. #sobrenegro #primerplano #rosario #fotodecara #retrato #headshoot @charlyegg

Una publicación compartida de maximiliano conforti (@maximilianoconforti) el

¿Cuántos retratos aspira a tener la colección? "No estoy seguro de cuándo termina el proyecto, es una construcción permanente. Me viene persiguiendo la pregunta de cuándo y cómo darle un fin, pero todavía no encuentro respuesta", admite. Por lo pronto, ya son más de 100 los retratos. "El año que viene me invitaron a exponer y es muy probable que la muestra sea solo Sobre negro, porque fue muy fuerte la respuesta", adelanta. 

"Me gusta la cercanía entre la cámara y el fotografiado. Es una luz muy frontal y se generan detalles. Sin faltarle el respeto a nadie, claro. Pero siempre se habla de estética como lo bello y sublime, cuando la estética también es lo feo. Para que haya lindo tiene que haber feo. Me fascina estar tan cerca de esa frontera entre el placer y el disgusto", concluye.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo