sec-reposera

Operan a un cubano y le extraen 32 objetos metálicos del estómago

Un hombre de 32 años fue sometido en Cuba a una intervención quirúrgica en la que se le extrajeron 40 objetos del estómago, entre ellos 32 artículos metálicos como un cortauñas, unas pequeñas tijeras casi completas y varios pedazos de alambre, según informó la agencia EFE a partir de una nota periodística publicada en la prensa de ese país caribeño.
Leosbani P.L., de la localidad oriental de Bayamo, sufre "retraso mental severo" y durante meses ingirió todo tipo de artilugios, hasta que en junio del año pasado empezó a mostrar síntomas de malestar, publicó el diario Juventud Rebelde.
Un cortaúñas, tijeras, hebillas, fragmentos de acero, pedazos de pestillo, alambres, siete piedras pequeñas, un trozo de vidrio y distintos tipos de metal de hasta 11,5 centímetros de largo fueron los objetos extraídos del tubo digestivo del hombre durante una "complicada" cirugía practicada en octubre pasado en el hospital Carlos Manuel de Céspedes.

La médica que dirigió la operación, el propio Leobani ya reestablecido, y la colección de objetos que se había comido.

"Por las radiografías y otros estudios sabíamos que íbamos a extraer cuerpos extraños, pero jamás imaginamos encontrar tantos y con un tamaño tan sorprendente", dijo la cirujana María Julia Ojeda, que dirigió la operación. Señaló que "es difícil de explicar cómo pasaron una hebilla rectangular pesada o la tijerita que se encontraba abierta dentro del estómago".
Para el especialista en Gastroenterología Yoel Ricardo Serrano, de ese mismo hospital, "es muy raro que hayan pasado por el esófago tal cantidad de objetos sin perforarlo", pues "ese órgano no tiene un diámetro muy amplio y a veces se daña hasta con una espina de pescado".
Los objetos extraídos pesaron más de medio kilo, explicó la doctora, quien en cuatro décadas nunca había visto un caso similar.
El hombre, que reside con su madre y su abuela, recibió el alta médica en noviembre pasado y se ha recuperado del todo, asegura el artículo.
Una tía de Leosbani, Ivia López, declaró que su sobrino recuperó el apetito poco después de la operación "y sorprendió a sus allegados cuando expulsó en el baño otro fragmento de pestillo que no había podido ser extraído".

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo