sec-reposera

Más misterio: taparon el enigmático grafiti de Callao y Tucumán

La esquina de Callao y Tucumán, ya sin el grafiti (Rosarioplus.com)

El enigmático grafiti de Callao y Tucumán que puso en vilo a los rosarinos que intentaron develar su encriptado significado no existe más. Así como suena: las tres líneas escritas con aerosol en el que pueden leerse repetidamente unas iniciales, DHM, con una fecha distinta en cada una de ellas (la primera en 1992, la segunda doce años después, en 2004, y la tercera en 2012) fueron tapadas con pintura por desconocidos, imprimiéndole aún más suspenso a la incógnita que había estallado esta semana en Twitter.

La novedad, como no podía ser de otra manera, fue comunicada a través de la red social del pajarito azul. La usuaria @SabrinaHarrii le envió una fotografía a @JuliDeMierda, el tuitero rosarino que había planteado la incógnita, donde se puede ver la esquina del grafiti, pero ya sin grafiti.

“Me pone un poco triste que lo hayan tapado”, le dijo a Rosarioplus.com el autor del tuit que a hoy ya acumula más de 1600 retuits. Julián –ese es su nombre- también advirtió que su cuenta de Twitter fue denunciada y la red social lo suspendió por 48 horas. “No sé a quién, pero se ve que mi investigación molestó a alguien”, dijo aportando más incertidumbre a un ya de por sí enorme enigma.

“Mi investigación personal ya llegó a un punto muerto”, se lamentó Julián, quien insistió en que si algún rosarino tiene algún dato para aportar que ayude a desenmarañar la incógnita del grafiti lo va a agradecer, “pero yo ya no quiero seguir molestando a nadie”, apuntó.

Las iniciales y las fechas del misterio sólo quedan en el recuerdo de una foto

Julián no sabe quiénes ni por qué taparon con pintura el grafiti del misterio. “Supongo que estuvieron yendo a averiguar qué significaba y habrán molestado a los vecinos, y ellos mismos habrán decidido taparlo”, especuló.

En su investigación, Julián logró contactarse con grafiteros que le aseguraron que las tres líneas del texto fueron escritas por la misma persona y en tres momentos diferentes. “Sin embargo, sobre el significado y la autoría del grafiti no hubo ni un dato concreto, y los que me escribieron por Twitter diciendo que sabían de qué se trataba no volvieron a aparecer, nunca los pude contactar”, se lamentó.

“Yo a esta investigación no la hice con mala leche ni queriendo molestar a nadie, es una pena”, dijo Julián lamentándose por el abrupto desenlace del grafiti más misterioso de la ciudad que, tapado con pintura, lejos de resolver el enigma agranda aún más su mito.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo