sec-reposera

María Creuza: “Cuando me escuchó, Vinicius dijo que mi voz lo acariciaba”

La voz que cautivó en su juventud al padre de la bossa nova Vinicius de Moraes, María Creuza, vuelve a la ciudad con un repertorio dedicado a su mentor. En diálogo con Rosarioplus.com la artista recordó el momento en que él la escuchó por vez primera, hecho que los unió en un lazo de hermandad que continúa con el legado de sus canciones medio siglo después.

María Creuza relató con voz cálida y haciendo memoria que “fue un momento especial, después de un festival en Río de Janeiro en que me vio por primera vez. Cautivado me llevó a su casa y me dijo que mi voz lo acariciaba, y lo dijo de una forma tan linda que fue tocar el cielo con las manos para mí, viniendo de quien venía, porque yo era una joven pero él ya era Vinicius de Moraes. Eso fue marcando mi trayectoria y como buena bahiana, yo creo en el destino”.

El show de María Creuza se realizará a las 21 del próximo sábado en el Atlas, y las entradas anticipadas ya se encuentran en venta en Mitre 645 (lunes a sábado de 9 a 21).

-Vinicius te tomó como voz inspiradora de sus letras y canciones, ¿cómo ves eso en retrospectiva?

-Fue muy fuerte, no hubiera podido adivinar nunca que íbamos a tener una influencia tan intensa uno en la vida del otro en lo musical -porque este señor se casó nueve veces, y no fue conmigo (aclaró entre risas)-. Yo fui como su hermana, una locura como nos cuidábamos, éramos confidentes uno del otro.

Cuando me escuchó yo tenía 20 años, estaba casada y tenía mi hijo, tuve que salir de Salvador de Bahía para mostrarme en los festivales en Rio de Janeiro, donde se armaba el movimiento del bossa. Todo lo que soy es por él: me abrió puertas, fui respetada y bien vista en la prensa, me dio oportunidades, fue verdaderamente un masaje al ego.

Por eso este homenaje, y hasta ahora conservo mucha amistad con varias de sus ex esposas, una argentina que convivimos mucho viajando, su sexta mujer. Y su última mujer, es como mi hermana, tenemos una amistad muy fuerte con ella. Su hija más chica se llama María, y creo que fue por mí.

Antes de casarme, en Bahía estudiaba actuación, mi madre no quería que yo esté en la bohemia de la noche, pero no lo podía evitar. Yo buscaba estar en todos lados. Pensaba que iba a ser actriz también, pero la música me llamo más fuerte, y tuve un padrino de lujo.

-Este sábado vuelve por tercera vez consecutiva a cantar en el Centro Cultural Atlas ¿Qué encontrará el público rosarino en el show?

-Rosario me gusta, es un abrazo que siento de los rosarinos que recuerdo de mis comienzos. Volver es un reencuentro con el maravilloso publico q sabe de mi vida y mi repertorio. Tengo mucha expectativa de conectarme con los rosarinos, para mostrar que no hay barreras.

Voy para celebrar el cumpleaños de mi gurú, que el 19 de octubre cumplía los años, y serían nada menos que 106 años. Es muy fuerte ese legado extraordinario que me dejó. Mi imagen quedo muy ligada a su obra, y da placer cantar su música, y que el público me siga hasta hoy, porque quiero que la juventud conozca también nuestra historia, el público se renueva, y de esa forma sigue vigente la bossa nova.

-Se trata de un show armado junto a su marido, un músico de origen cordobés ¿Cómo es su conexión musical con él y con el país?

-Mi marido es un músico con mucha trayectoria, tiene la capacidad de acompañarme con los temas brasileros. Es el director musical del show, y estoy con él hace 36 años. Cuando lo conocí dirigía obras teatrales de avenida Corrientes, y su camino fue hacia la música.

Estamos en la misma sintonía, es un músico que me trajo más riqueza con su talento y nos dimos cuenta que la música nos une y rompe la barrera del idioma. Yo hablo español, y él habla “portuñol” y nos entendemos muy bien. Es por eso que yo tengo dos casas, voy y vengo de Brasil, tengo en Córdoba mi familia política, es un vínculo muy fuerte el que tengo con esta cultura después de tantos años.

-El movimiento de jóvenes de la bossa nova que se expresó sobre la situación social, desde la protesta intelectual, y hasta hoy se manifiestan cuando ven una realidad que les resulta injusta.

- ¡Claro! Era para hacernos escuchar, de mucha contestación. La música fue nuestro gran idioma, que nos ayudó con Toquinho a acercarnos a Jobim, Joao Gilberto y su cadencia. Fueron referentes para los que nos acercamos, un referente cultural y social, más la poesía de Vinicius.

Siempre nos ponemos al frente de toda bandera contra la agresión, porque tenemos la oportunidad de gritar, de decir que no acordamos con las políticas, como ahora con Bolsonaro, ya que tenemos el micrófono. Somos ciudadanos y nos afecta lo que viven los vecinos, no somos una elite con glamour que estemos por encima de la sociedad, sufrimos lo que vive el vecino.

La música nos une, nos trae alegría para denunciar, protestar de una manera linda, en todos los cantos. Actualmente Latinoamérica y el mundo son una locura, pero la música viene a suavizar, para un mundo mejor, aunque haya ciclos y cada pueblo tiene su expresión para vibrar alto, en misma sintonía.

Eso es lo que busco lograr en mis recitales, quiero que los que me escuchen y sientan mi emoción desde el alma, que puedo comunicar. Me considero privilegiada por el don de dios del oficio de cantar que es lo q me gusta hacer, y como dicen en Brasil vamos que vamos, como canta Vinicius “vai vai”.

-Ustedes son la trova brasileña, un movimiento juvenil que expresó una época y una situación social, como la cubana de Silvio Rodríguez, o el rock nacional argentino. ¿Escuchaste alguna vez a la Trova rosarina?

-Sí claro, me contaron sobre ellos, son gente muy talentosa, empezando por Fito Páez. Me encanta la forma de su poesía. Le tengo mucha admiración con sinceridad. Son hombres de respeto, como Baglietto y Gato Barbieri son referentes también, unos músicos fantásticos. Quiero ir a ver el show de La Trova a fin de año.

-Luego de tu gira donde María Creuza le canta a Vinicius, en 2020 se cumplen 50 años de aquel emblemático show que hicieron junto a él y a Tom Jobim en La Fusa ¿De qué tratará ese espectáculo?

 - Sí, estamos preparando ese show, del que pasará ahora medio siglo, que increíble. Este sábado en el show vamos a relatar un poco sobre lo que significó ese encuentro, y adelantar sobre lo que haremos.

Piazzolla es un grande inolvidable, fue mi gran amigo también. Vamos a hacer tangos en su homenaje. Estoy estudiando, veremos cómo sale (ríe). Canté esa letra extraordinaria de Mariano Mores “Uno”. Yo soy de Salvador Bahia, ahí ya escuchaba tango, y creo que de ahí mi facilidad de hablar castellano.

 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo