Los lobos marinos comenzaron a copar Mar del Plata

Desde que arrancó la cuarentena uno de los espectáculos menos esperados fue el avistaje de animales en zonas donde no se solían ver, o en lugares en los que supieron vivir en algún momento pero que la actividad turística los fue espantando.

En Venecia se vieron cisnes y delfines, en Sri Lanka los ciervos caminaron tranquilamente por las avenidas, los monos tomaron las calles de Tailandia y algunos patos se animaron a pasear por las calles francesas que hasta hace un mes y medio atrás, solo veían personas y algún que otro perro.

En Argentina también se vio este fenómeno en distintos puntos del país: ñandúes en Bahía Blanca, yacarés en Formosa y un vecino de Ushuaia encontró un zorro en su jardín.

Y en los últimos días Mar del Plata se unió a la lista de ciudades con estas particulares visitas, al recibir a un turista ya conocido por la zona pero que nunca había salido más allá del límite que el hombre le estableció para circular: lobos marinos coparon las calles de alrededor del puerto.

En 1994 la especie fue declarada Monumento Natural de Mar del Plata por la curiosa predominancia de ejemplares machos y aunque siempre fue una atracción turística la zona de los Lobos Marinos en el puerto, nunca se los había visto caminar entre los pocos trabajadores portuarios que quedan por la zona, o descansando entre los autos.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo