sec-reposera
En la reposera / Cartelera

Larga este finde el carnaval de las murgas populares

Desde el último día del mes de febrero se desarrolla el carnaval barrial y popular por fuera de toda instancia oficial municipal: el carnaval del Colectivo de Murgas Estilo Uruguayo de Rosario, que hasta mediados de abril abrirá la oportunidad a conocer la fiesta de la barriada en la zona sur, bajo el ritmo candombeado y marcha camión uruguayo, que se llevará a cabo de forma gratuita para disfrutar de la guerra de espuma, el buffet y el Rey Momo.

La Sexta, Tablada, Jorge Cura y Parque Casado son los barrios que alojan durante dos meses y medio la fiesta popular que cada año organizan las murgas a pulmón y de forma autogestiva “para que todos los vecinos vivan el carnaval por fuera del centro, viendo shows independientes y de calidad”. La primera de estas citas será la del Corso de la murga Y Parió la Abuela, este sábado desde las 16 en Plaza Libertad (Pasco y Sarmiento).

La guerra de espuma no falta en los corsos, y es el favorito de los peques.

Los Corsos, como llaman los rosarinos a los que serían los Tablados -las fiestas nucleadas en algún club, centro cultural, parque o plaza de un barrio- buscan devolver la fiesta carnavalera a los barrios, que “supo existir durante muchos años, y con el carnaval oficial municipal se perdió el sentido descentralizado y autogestionado”.

Isadora es miembro de la murga Mal Ejemplo, y en diálogo con Rosarioplus.com precisó que “existen murgas estilo porteñas desde hace muchísimos años, y hay mucho intercambio entre ellas y las estilo uruguayo, así que tocamos en su carnaval y ellas en el nuestro”. Para aclarar, la diferencia no sólo está en el ritmo, sino que la murga porteña consiste en la danza además de la música, mientras que la murga uruguaya es una puesta en escena teatral que canta sus canciones con contenido político de crítica social y humor.

El Colectivo de Murgas Estilo Uruguayo de Rosario tuvo muchas murgas en su constitución, y actualmente se conforma de Herederas del Pomo, La Disléxica, Bajala Que Revienta, Y parió la abuela, Les Grilles del Bidet y Mal Ejemplo. Se gestiona durante todo el año lo que se hará para el carnaval, con la logística de conseguir baños químicos, permisos municipales, etc. Y realiza fiestas, varietés y ensayos abiertos para sustentarse, así como contrataciones públicas y privadas.

Cada corso es coordinado por una murga, que es la que realizará su show en esa locación, a la que colaboran otras dos, una con la logística y la tercera con aporte escénico. De esta manera, cada corso tiene quizás una impronta diferente, según el enfoque de la murga anfitrona, y por eso “algunos corsos son más dedicados al show musical y otros quizás tienen más juegos en paralelo para todas las edades”, detalló Isadora.

El carnaval popular y barrial que plantea este Colectivo generó tal magnetismo que fue replicado por otras murgas de este estilo en otras ciudades del país, y hasta aplaudido por murgas uruguayas, que conocieron el origen verdadero de una fiesta popular como las que les contaron sus abuelos que vivían en Uruguay antes de hacer la competencia oficial.

Aseguró la joven que “desde hace varios años vienen varias murgas jóvenes uruguayas como Vino de sopetón, Háganse Cargo, Murgan Freeman y La Milanga Nacional”, y el intercambio de experiencias con ellos es muy rico: “Ellos ven y no entienden cómo hay un carnaval sin cobrar una entrada, hacemos shows sin reglamentos y sin competencia".

De esta forma compartieron la experiencia de un carnaval completamente des-institucionalizado, como es difícil vivirlo para los uruguayos, ya que el carnaval está muy atravesado por el concurso oficial y el encuentro de murga joven. Pero aún así,  Isadora relató que "desde hace un par de años están buscando otras formas de organizarse y generar carnavales más populares, como lo es su ciclo Más Carnaval", con tablados en los parques y clubes barriales alejados del centro, igual que acá en Rosario.

La murguista recordó que en la corta historia local de este estilo musical hubo, como en todo lugar donde se palpite una murga, un replanteo interno desde 2015 cuando la cuarta ola feminista trajo aire a la sociedad para deconstruir y reconstruir los lazos de una forma más igualitaria, ya que se trata de un estilo que lleva 100 años de tradición en Uruguay, y conlleva una historia de lógica machista. “Nos replanteamos muchas letras, charlamos los vínculos dentro de cada murga, y todo fue modificando los grupos humanos, que seguimos aprendiendo”, aseguró la joven.

El cronograma del carnaval

29/2: Corso de Y Parió la Abuela, en Plaza Libertad (Pasco y Sarmiento)

07/3: Corso de La Disléxica en conjunto con la Vigil , en la Biblioteca Vigil (Alem al 3000)

21/3: Corso en conjunto de la Mal Ejemplo con Bajala que Revienta, en la Casa de la Memoria (Santiago al 2800)

28/3: Corso de Les Grilles del Bidet , en Plaza Mariano Moreno (Córdoba 3800)

04/4: Corso en conjunto de Mal Ejemplo y Bajala que Revienta, Plaza Argentina (Garay 2899 B°Parque Casado)

18/4: Festival de cierre del carnaval del Colectivo de murgas estilo uruguayo de Rosario, en la Plaza Ingalinella (Buenos Aires y Virasoro). Con talleres, juegos y bandas, y cantan todas las murgas estilo uruguayo del colectivo, y otras murgas invitadas.

La breve historia del estilo oriental rosarinizado

La primera murga uruguaya en la ciudad de la que se tenga conocimiento fue entre 2002 y 2005, y se llamó Mugasurga, la cual tenía una cantidad indeterminada de miembros mayor a lo usual, según algunas fuentes consultadas por este medio, de unos 25 murguistas.

En 2007 se formaron La Cotorra y la Mal Ejemplo, de las históricas, las más antiguas, y que continúan hasta hoy. 

Luego se conformó la otra histórica que continúa hoy, Los Vecinos Re Contentos, y en el mismo año, algunos de los integrantes de La mugasurga se reencontraron bajo el nombre de La Bien Vestida, allá por 2009. La ebullición del comienzo de varias más fue entre aquel año y 2010, como Y Parió La Abuela y Aguantando La Pelusa.

Desde los comienzos de estas agrupaciones que no tienen como objetivo competir (como sí ocurre en el concurso oficial de Uruguay), se comenzaron a agrupar, capacitar en el estilo, pasar arreglos, videos e información.

Sin embargo en 2012 hubo un momento de trascender frontera, cuando La Cotorra logró ser la única murga no uruguaya en participar en el certamen oficial del Carnaval uruguayo.

Los carnavales populares comenzaron informalmente en 2012 en el barrio República de la Sexta, donde fueron las primeras juntadas de varias murgas, y éstas decidieron nuclearse ya para 2014 en el Colectivo de Murgas estilo uruguayo de Rosario, que desde entonces convoca cada año a celebrar el carnaval con sus corsos. De esta manera, el de 2020 se trata del noveno carnaval de murgas en la ciudad.

Corto documental “Días de murga, instantes de carnaval”, que retrata el detrás de escena de las murgas estilo uruguayo de la ciudad de Rosario:

COMENTARIOS

Seguí leyendo