sec-reposera

La peculiar tradición navideña de esperar a que se "caguen" los regalos

Ese es el nombre que le dan los catalanes a la llegada de los regalos del 25

Sí, así como lo leyeron: la “cagada” del Tió es el momento cumbre de la Navidad en el que los catalanes reciben sus regalos. Y seguro que a muchos les suena muy escatológico el término, pero así es como se llama esta peculiar tradición popular en Cataluña.

La costumbre indica que los más pequeños de la casa, y algunos no tan pequeños también, deben dar bastonazos a un tronco de madera. Así de sencilla es esta tradición que se ha transmitido de generación en generación.

Para aclarar, la palabra "tió" vendría a significar "tronco". Antes de la cena de Nochebuena, o el mismo día 25 antes de la comida navideña, los niños armados con palos, golpean el tronco fuertemente mientras cantan una canción que dice así: "Caga tió, tió del bueno, si no, te doy un golpe de bastón".

El Tió suele ser normalmente un tronco de encina o alcornoque, pero se puede utilizar otro tipo de árbol. El tronco se suele tapar con una manta, para que no se enfríe, se les dice a los niños, para tapar los regalos que están debajo.

Una vez los niños hayan golpeado el tronco, se destapa la manta y aparecen los regalos. El ritual podrá repetirse tantas veces como quieran, mientras el Tió siga “cagando”. Para tener una buena "cagada" hay que cuidar muy celosamente al Tió durante los días que preceden a la Navidad. Se sitúa en el comedor de la casa y se le pone un plato con comida: naranjas, galletas o incluso vino.

Toda una tradición que también se sigue en Rosario, donde el Centro Catalán cada año escenifica, en los días previos a la Navidad, este típico momento regional que muchos de los catalanes que viven en la ciudad se acercan a disfrutar.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo