sec-reposera

Keke napeps, las ambulancias en tres ruedas que salvan vidas

Las ambulancias suelen tener problemas a la hora de conducir por las complicadas calles de la ciudad y las urgencias tienen que esperar unos minutos más. Sin embargo, en Gwoza, una localidad del noreste de Nigeria, los Médicos Sin Fronteras encontraron la solución al inconveniente.

Los profesionales de la salud lograron agilizar el traslado de pacientes que poseen alguna emergencia con la utilización de los "keke napeps", una flota de motos transformadas en carros de 3 ruedas.

El tradicional vehículo logró que alrededor de 260 pacientes al mes, en una ciudad donde viven 75 mil personas, pueden llegar hasta el hospital.

Después de años de conflicto entre el ejército de Nigeria y los grupos conocidos como Boko Haram, la mayoría de la población depende por completo de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

La restricción de movimientos y el toque de queda (estado de sitio) en la noche significan que, a menudo, la asistencia médica urgente no está disponible en Gwoza. Las mujeres embarazadas dan a luz a sus bebés con frecuencia en casa, lo que genera complicaciones y pérdida de vidas.

"En el caso de las emergencias, el tiempo es esencial. Operar vehículos pesados es difícil. Llevar personas al hospital por la noche requiere de autorizaciones militares lo que, a menudo, acaba resultando en nacimientos en el hogar, en personas que no pueden acceder a nuestros hospitales y, por lo tanto, en muertes", explica Yaya Ramde, coordinador de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Gwoza. “Nos vemos obligados a encontrar soluciones alternativas", añadió.

Ligeros, de bajo costo y fáciles de maniobrar, los kekes no son vistos como una amenaza por parte del ejército. Los kekes son fáciles de detectar en las calles de Gwoza: son blancos, tienen claramente visible el logo de MSF y se diferencian de cualquier otro vehículo en la ciudad.

A través de los estrechos caminos de tierra de los asentamientos de desplazados de Gwoza, estos motocarros consiguen acceder a zonas y casas a las que otros vehículos difícilmente podrían llegar.

Por esto, MSF ha convertido una flota de seis kekes en ambulancias improvisadas y los han colocado en puntos estratégicos de la ciudad. Los conductores han sido formados en primeros auxilios y están equipados con un servicio de radio inalámbrico y un botiquín.

En una situación de conflicto difícil y tensa, usar keke napeps es un intento innovador de salvar tantas vidas como sea posible.

"Ahora tenemos un mejor acceso a nuestros pacientes. Todavía necesitamos el permiso del ejército para trasladarnos durante la noche durante las horas de toque de queda, pero los kekes definitivamente han marcado la diferencia ", afirmó Ramde.

Aunque todavía existen problemas de acceso médico, el uso de los keke napeps ha reducido drásticamente el tiempo necesario para trasladar a los pacientes de sus casas al hospital.

Entre junio y diciembre de 2017, los equipos de MSF han transportado a más de 1.800 pacientes al hospital en ‘keke napeps’. 

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo