sec-reposera

Estrenan "Artigas", una miniserie muy original sobre el caudillo oriental

Iván Espeche Gil asegura que el general Artigas "es un personaje que es necesario conocer"

El actor Iván Espeche Gil, protagonista de “Artigas”, la miniserie de ficción sobre el prócer uruguayo que Canal Encuentro y la TV Pública estrenan el miércoles próximo a las 22, sostiene que el caudillo era “un iluminado” cuya historia “es necesario conocer”.

Con dirección de Mauricio Minotti, producción de Tres Mares y fondos de Encuentro y del Incaa, los cuatro episodios de la miniserie podrán verse semanalmente de a uno por miércoles y proponen aproximarse a la historia y las ideas del “primer caudillo rioplatense”.

El relato en la trama de Artigas está a cargo de John Roberts (Donald Allan Bodie Pereira), un espía británico que busca su huella y que entrevista a contemporáneos como Manuel Belgrano, José de San Martín, José Rondeau, Manuel de Sarratea o el caudillo santafesino Estanislao López, entre otros.

Mediante la combinación de la dramatización de diversos pasajes de la adultez (Espeche Gil) y la ancianidad (Fernando Madanes) de José Gervasio Artigas en un curioso plan “falso documental”, la miniserie aborda cómo su sueño revolucionario de una democracia gaucha y federal, es decir “la revolución dentro de la revolución”, incomodó a diversos poderes.

Durante una década, desde la Revolución de Mayo porteña y hasta 1820, Artigas mantuvo una tensa relación con las autoridades de Buenos Aires por su firme decisión de instaurar un gobierno federal en el que la Banda Oriental uruguaya a la que representaba conservara su independencia y poder de decisión.

Eventualmente vencido y acosado por las fuerzas de Buenos Aires y de un imperio portugués que dominaba a Brasil, Artigas debió exiliarse en Paraguay, donde pasó los últimos 30 años de vida sin volver a pisar su tierra natal.

De extensa trayectoria en cine, televisión y teatro, Espeche Gil, que ya sabe de interpretar a personajes históricos (encarnó a Gardel en Yo soy así, Tita de Buenos Aires, 2017), conversó acerca de la falta de conocimiento de la historia de Artigas y de los desafíos de interpretarlo.

 



—¿Por qué es importante Artigas para nuestra historia?
—En la nuestra, de la región y del mundo entero. Artigas fue la primera persona en el mundo en hablar y en querer aplicar el sufragio universal y popular. Era un tipo que tenía bastante buena educación, había hecho la primaria, que en aquella época era mucho, pero se codeaba desde muy temprana edad con los criollos, los indios del campo. Ellos eran su familia, sus compatriotas y a quienes él seguía, como le gustaba decir en lugar de decir que ellos lo seguían a él.

—¿Qué desafíos supuso poder componerlo?
—Hay una gran diferencia para el actor entre componer a alguien que existió y a alguien ficcional. Cuando es un personaje real la vara está mucho más alta; uno tiene que hacerlo lo mejor posible por uno, pero también por respeto a esa persona. Pensar qué se puede contar sobre él que a él le hubiera gustado contar si estuviera vivo.

—¿En qué te basaste?
—Leí mucho, leí biografías, hablé con el director. También por lo que fue mi vida, que viví en muchos países, pude identificarme con su exilio, con esa sensación de sentirse un sapo de otro pozo, un desterrado. Desde lo físico, además de buscar el parecido o el acento y el vocabulario, me iba cada vez que podía a tomar clases de equitación, porque Artigas se pasaba el día entero arriba de un caballo y yo necesitaba que fuera creíble.

—¿Qué sabías de Artigas antes de tener la oportunidad de encarnarlo?
—Poco y nada. Haber visto su estatua, saber que era un prócer uruguayo, saber algunas de sus gestas a través de la escuela. Justamente me parece importante poder compartir este trabajo porque es un personaje que es necesario conocer. Estamos mal aprendidos y mal enseñados; yo fui a un colegio supuestamente muy bueno, y la historia de Artigas no está bien dada. Hay tantos personajes tan importantes que conocemos tan poco...

—¿Por qué creés que se enseña muy poco de su historia?
—Incluso en Uruguay hay poco conocimiento. Creo que tiene que ver con las grandes contradicciones que tiene la historia de Latinoamérica, con los intereses que él tocó. Lamentablemente los porteños se pusieron muy en contra de él en esa época, porque era un personaje que podría haber generado una historia alternativa a cómo finalmente fue.

—¿Cómo hubiera sido el país y la región si Artigas y sus ideas hubieran salido victoriosas?
—Es difícil hacer el ejercicio de cómo sería si hubiera triunfado. Para mí podemos rescatarlo hoy para construir un mejor futuro. La idea es poder contarnos la historia para poder tender puentes, transmitir los mensajes de un personaje iluminado como lo era Artigas. Para pensarnos los latinoamericanos como residentes de una “patria grande” es muy importante rescatar a este tipo de personajes, poder traerlos de vuelta al presente.

COMENTARIOS

*Los comentarios que integran esta discusión no representan la opinión de RosarioPlus. Son opiniones personales de los usuarios

Seguí leyendo